Hace 25 años, Diana Wassner de Malamud perdió a su marido, Andrés, en el atentado a la AMIA de ese 18 de julio de 1994. Hoy es una de las referentes del grupo de familiares de víctimas llamado Memoria Activa. En diálogo con El Destape, critica la actuación del gobierno de Mauricio Macri sobre el caso de la mutual judía y reclama que a futuro cuando ya no esté en el poder haya un decreto que elimine las medidas que dispuso el mandatario sobre la causa. 

"Hemos pasado 25 años complicados, difíciles, y estoy realmente preocupada por estas situaciones que se están dando ahora en el aniversario, en particular la que tuvimos hace unos meses relacionada con el juicio por encubrimiento", afirmó Malamud.

En febrero de este año finalizó el "tapado" juicio por encubrimiento, con baja difusión entre medios oficialistas y bastardeado por el macrismo. "Si bien el TOF 2 en su sentencia lo que dice es que se da por probado las maniobras de encubrimiento por parte del Estado, en la investigación de la causa AMIA da penas muy bajas a los que declara culpables, como al ex juez (Juan José) Galeano y Hugo Anzorreguy (ex jefe de la SIDE) y encima para los ex fiscales el tribunal finalmente termina salvándolos", cuenta Malamud sobre los fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia. Para la dirigente de Memoria Activa, "hubo muchísima presión del gobierno de Macri, a través del ministro Germán Garavano, para salvarlos". 

"A ambos los declaran culpables por haber faltado al deber de funcionario público pero no por encubridores, que es lo que realmente fueron", afirma a El Destape. Y recuerda las absoluciones en el fallo del FIno Palacios y Patricio Finnen, que "fue uno de los de la SIDE que pagó los 400 mil dólares para que Carlos Telleldín mienta". Este último fue declarado culpable por cobrar para involucrar falsamente a la policía bonaerense.

Sobre la relación de Macri con la dirigencia y los familiares, Malamud opinó. "La dirigencia de la comunidad judia, la DAIA en particular, parece parte del gobierno directamente, la postura que han tomado de hecho, este pastiche de mimetizarse con el gobierno". 

A horas de la fugaz visita del secretario de Estado estadounidense, Michael “Mike” Pompeo, que llegará a Buenos Aires este viernes, el Gobierno tomó una serie de decisiones. Primero oficializó el decreto por el que Hezbollah será considerado grupo terrorista en Argentina. Y además avanza en el Congreso el juzgamiento "en ausencia" de los iraníes acusados de perpetrar el atentado a la AMIA. La iniciativa fue impulsada por diputados de Juntos por el Cambio Daniel Lipovetzky (PRO) Pablo Tonelli (PRO), Jorge Enriquez (PRO) y Luis Petri (UCR) y contó con el apoyo de la mayoría de PRO y la UCR, así como de los ministerios de Justicia y Seguridad.

"Sobre estas decisiones que han tomado en el gobierno, como el juicio en ausencia, todos los grupos de familiares estamos en contra, solo la dirigencia de la comunidad está a favor. ¿A quién escucha Macri? A la dirigencia de la comunidad. Lo que opinamos los familiares no les importa ni un poco", confirmó Malamud. "Estamos seriamente preocupados". Y reclamó con vistas a un posible cambio de color político en el Gobierno: "Ojalá exista en un futuro un decreto que borre estos decretos de Macri".