Las consultoras de la City porteña estiman una nueva corrida cambiaria en lo que resta del año, con un tipo de cambio a $ 27,40 para diciembre. Hoy la cotización cerró a $ 25,40 en el Banco Nación.

El relevamiento de expectativas de mercado (REM) que compila el Banco Central mostró que la mediana del dólar proyectada para fin de año es de $ 27,40, lo que implica un aumento del 8%. En el informe del mes pasado, los estudios económicos preveían un cambio de sólo $ 22,60 para el último día de 2018, con lo que no anticiparon la mega devaluación de las últimas semanas.

La consultora Ecolatina incluso advirtió que la "tregua" en el mercado cambiario es "frágil, por lo que no se puede descartar otro evento de tensión cambiaria, de mayor o menor intensidad, en el futuro". La entidad enumeró los factores que condicionarán el aparato productivo a lo largo de este año: sequía, corrida cambiaria, aceleración de la inflación y una política monetaria y fiscal mas contractivas.

"El nuevo escenario impactará negativamente en la demanda interna", dijo Ecolatina, en el informe difundido este lunes en el que analiza el impacto de la suba del tipo de cambio. Indicó que "al deterioro de los ingresos reales (la aceleración de la inflación superará por varios puntos a los aumentos de salario acordados por la mayoría de los gremios en paritarias), se le suma el fuerte incremento del costo del financiamiento, el deterioro de las expectativas (de inversión y del mercado laboral), y nuevos recortes en el sector público (obra pública y gastos de funcionamiento)".

Señaló que "la corrección cambiaria ayudará a reducir el elevado déficit externo (uno de los principales problemas de nuestra economía)", aunque aseguró que "el ajuste no será inmediato. "El menor dinamismo de la actividad y el salto del dólar acotarán las importaciones, mientras que la mejora de las exportaciones llegará recién en el mediano plazo", proyectó.

Entre los factores que podrían generar nuevas presiones alcistas, señaló: mayores turbulencias en el mercado internacional (suba de tasa internacional y salida de capitales de países emergentes); una incorrecta implementación de la reducción de la tasa de interés de referencia del BCRA (en niveles asfixiantes para la actividad económica); y la posible recategorización o no a mercado emergente.

LEER MÁS: El FMI confirmó que el ajuste lo definirán "las prioridades del Gobierno argentino"

En esta nota