La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, aseguró que espera que la Marcha Federal que culminó en la Plaza de Mayo sirva para "concientizar a quienes deben ordenar el país para no tener tanta injusticia", a la vez que consideró que cuando el mundo vea "un pueblo hambriento, difícilmente" llegarán las inversiones que espera el Gobierno.

La dirigente de derechos humanos acompañó la movilización y estuvo en el escenario del acto que encabezaron los secretarios generales de las CTA Pablo Micheli y Hugo Yasky, acompañados por dirigentes de distintos gremios y movimientos sociales y políticos.


Según señaló Carlotto en declaraciones al canal C5N, la multitudinaria marcha debería difundirse "en el mundo entero".

La presidenta de la entidad sostuvo que la protesta fue para reclamar "trabajo y dignidad", al tiempo que subrayó: "Pertenezco a un organismo con el que el Estado tiene obligaciones para cumplir, para seguir encontrando verdad, memoria y justicia, y los nietos que faltan".

"Nosotros, como organismo, estamos adhiriendo, pero los protagonistas son ellos", afirmó en referencia a los trabajadores. Y agregó: "Son parte de lo que eran nuestros hijos, luchadores por un país bueno".