La cantidad de trabajadores afectados por el impuesto a las Ganancias aumentó un 78,86 por ciento en los dos primeros años de gobierno del Presidente Mauricio Macri, según datos oficiales dados por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, en el Congreso.

SUSCRIBITE PARA QUE EL DESTAPE CREZCA

En enero de 2016, un mes después de la asunción del jefe de Estado, habían afrontado el impuesto unos 1.230.000 trabajadores y en diciembre de 2017, al cumplirse dos años de mandato, ya eran 2.207.577 millones de personas las afectadas por el tributo.

Embed

Se trata de una tendencia que va a contramano de una de las principales promesas de Macri y Cambiemos durante la campaña presidencial de 2015: eliminar el impuesto a las Ganancias para los asalariados.

Los registros oficiales de la Administración Federal de Ingresos Públicos (INDEC) indican que los 2,2 millones de diciembre de 2017 conformaron el máximo en casi cinco años, después del récord de 2013 cuando aún gobernaba el kirchnerismo.

La promesa de Macri:

Embed

El número -aportado también por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, en su última presentación ante el Congreso- señala entre los afectados a los asalariados, jubilados, pensionados y otras personas físicas afectadas por Ganancias, publicó el diario El Cronista Comercial.

Actualmente, un trabajador soltero y sin hijos (que es el que no tiene cargas de familias) se ve alcanzado por el impuesto a las Ganancias a partir de un salario bruto de 35.970 pesos mensuales, que equivale a 29.855 pesos en neto.

A la vez, un trabajador casado y con dos hijos de hasta 18 años tiene un mínimo no imponible de 47.584 pesos brutos, que en salario de bolsillo implica unos 39.495 pesos.