Una de las patas del Triunvirato que conduce la CGT nacional y dirigente portuario, Juan Carlos Schmid, fue tajante y lapidario cuando se refirió sobre la endeble situación que atraviesa la conducción de la Confederación por lo cual exigió que se cumpla con el compromiso de llamar a elecciones para renovar las autoridades de la central obrera.

En una entrevista con Infobae, el dirigente referente sindical comparó que "el éxito del paro general fue como el triunfo de la Selección Argentina contra Nigeria: no puede tapar que seguimos enredados” y reclamó: “Tenemos que llamar a elecciones para elegir una nueva conducción”.

“Yo no tengo vocación de ser el Sampaoli de la CGT", disparó el integrante del triunvirato al recordar que el Consejo Directivo cegetista había anunciado la celebración de los comicios para el 22 de agosto pero la fecha quedó descartada por el incumplimiento de los pasos legales previos.

La explicación oficial de semejante desidia es que se concentraron todas las energías en garantizar el éxito del paro general del 25 de junio pasado. "Puede ser que no nos haya ido bien con otras medidas de fuerza pero sí con esta última huelga, que fue contundente. Ahora bien: jugamos ese partido como Argentina contra Nigeria, entendiendo la situación y seguros de que tenemos que mejorar", señaló Schmid.

Asimismo, reclamó: “Tenemos que organizarnos y estar a la altura para lo que se viene. Tenemos que estar en estado de alerta producto de ese acuerdo con el FMI, que amenaza con meter mano a las jubilaciones, con afectar los ingresos y el poder adquisitivo de los trabajadores".

En la CGT hay posturas disímiles. La dispersión interna es un reflejo de lo que también sucede en el peronismo, que sigue atomizado y sin conducción.

En esta nota