El represor Miguel Etchecolatz envió un escrito a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal para pedir su reincorporación a al a Policía Bonaerense pese a las seis condenas que recaen sobre él.

Desde el Penal de Ezeiza, al que retornó después de que le revocaran una polémica prisión domiciliaria, el genocida apeló su exoneración de la fuerza y a los 89 años reclama volver a ser policía, según reveló el periodista Héctor Gambini en Clarín.

El cinismo de Etchecolatz parece superar cualquier escala de medición, ya que su reclamo se da pese a las seis condenas perpetuas que pesan sobre él por robo de bebés, secuestros, torturas y desapariciones.

En un escrito de cuatro páginas, el ex jefe de Investigaciones de la Policía Bonaerense durante la gestión de Ramón Camps, exige ser reincorporado como retirado activo y voluntario. "Qué acciones he realizado para ser encuadrado en las supuestas faltas atribuidas", preguntó insólitamente en el escrito.

Asimismo consideró que "constituye una flagrante violación al derecho de defensa" y advierte que podría llevar el tema hasta la Corte Suprema de Justicia y que realizará acciones legales contra la Provincia.

La pasada semana, quien fuera jefe directo de los 21 centros clandestinos de detención bonaerenses recibió la respuesta negativo de parte del Ministro Cristina Ritondo.

La noticia se da a conocer a pocos días de la muerte de la abuela de Plaza de Mayo 'Chicha' Mariani, quien siempre resaltó que Etchecolatz sabía qué pasó con su nieta Clara Anahí, a quien todavía buscan las Abuelas.

"Si no fuera tan repudiable, tan insólito sería para reírse. Pero en este momento que estamos pasando por un país sin ningún Estado de Derecho es una cosa más para ver en que situación esta la Argentina en Derechos Humanos", cuestionó la referente de Madres de Plaza de Mayo 'Tati' Almeida.

Y enfatizó: "¿Cómo pretende este individuo genocida que tiene perpetua más perpetua? ¿Lo hace por qué cree que puede lograrlo? El repudio es total por parte de todos los organismos"