Whatsapp instó a sus usuarios a actualizar su última versión tras reportes de que sus comunicaciones podrían ser vulnerables ante la instalación de un programa de espionaje desarrollado por la compañía NSO Group, que mantiene un vínculo comercial con el gobierno de Cambiemos.

La aplicación descubrió una vulnerabilidad que permitió inyectar software espía en el teléfono de un usuario a través de la función de llamada telefónica de la aplicación. Los atacantes podrían transmitir el código malicioso al dispositivo de un objetivo llamando al usuario e infectando la llamada, ya sea que el destinatario haya contestado la llamada o no.

El spyware fue desarrollado por la compañía israelí de inteligencia cibernética NSO Group, según el Financial Times, que informó por primera vez la vulnerabilidad.

La empresa de espionaje fue contratada por Mauricio Macri cuando aprovechó la visita en septiembre 2017 del primer ministro de Isreal, Benjamín Netanyahu, para adquirir este peligroso equipamiento en materia de seguridad tecnológica en beneficio del ministerio de Seguridad de Patricia Bullrich.

Por precaución ante estas sospechas de espionaje, la compañía publicó el lunes una actualización de la aplicación, y la compañía está alentando a los usuarios a que realicen una actualización por precaución.

Embed

NSO Group es una compañía israelí que afirma que vende la herramienta de forma exclusiva a los gobiernos con la condición de que solo sea utilizada para combatir a terroristas o grupos criminales y carteles de drogas.

Embed