El Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil afirmó que el juez Sergio Moro, al haber divulgado trechos de la delación premiada del ex ministro Antonio Palocci, responsable en primera instancia de la Operación Lava Jato (Lavadero), "filtra mentiras" para interferir en el proceso electoral. Brasil va a las urnas el próximo domingo y los sondeos ubican en el ring al ultraderechista Jair Bolsonaro y el delfín de Lula, Fernando Haddad.

Según informó la agencia Xinhua,Moro levantó el sigilo de trechos de la delación con la justificación de que, como no fue aceptada por el Ministerio Público, no será utilizada en el proceso y no tendría más sentido mantenerla en secreto.

La divulgación ocurre a seis días de la primera vuelta de las elecciones presidenciales, en las cuales el candidato del PT, Fernando Haddad, ocupa el segundo lugar detrás del ex militar del Partido Social Liberal.

Anoche, un sondeo de la consultora Ibope mostró un inesperado crecimiento del candidato fascista, con el 31% de los votos, contra el 21% de Haddad. Es el primero que muestra una suba de Bolsonaro en varios días, en momentos en los que el petista se estaba poniendo a tiro según otras encuestas. De confirmarse, estos guarismos despiertan alarma luego por la posibilidad que un candidato de ultraderecha pueda llegar al poder en el vecino país.

Eso no parece haber importado a Moro, que filtró de forma oportuna esa declaración de Paolocci contra el ex presidente, detenido desde abril. En paralelo, la Corte de Brasil autorizó al líder del PT a dar una entrevista desde la cárcel. Lula, el candidado con más apoyo hasta que fue detenido, busca trasladar su respaldo a Haddad para que supere a Bolsonaro.

En un comunicado, el PT recordó que la delación de Palocci, ex miembro de la dirección partidaria y ex ministro de Hacienda en el gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva (2002-2010), fue rechazada por el Ministerio Público por falta de pruebas.

"El juez Sergio Moro es responsable por otra interferencia arbitraria e ilegal en el proceso de elecciones, al dar publicidad a las mentiras de Antonio Palocci, que no tiene credibilidad ni moral para hablar sobre el PT", señaló la nota de la dirección petista.

"La maniobra de Moro, una vergonzosa chicana, es una prueba más de la desesperación de aquellos que usaron el aparato del Estado, en los últimos años, para intentar destruir a Lula y al PT, y ahora ven que la verdadera Justicia será hecha por el pueblo, en las elecciones de octubre", agregó.