Horacio Bernardino Pitrau, el Secretario de Trabajo y número 2 de Jorge Triaca, fue abogado comercial del narco Valentín Temes Coto, condenado a 20 años de prisión por el envío de más de 3.000 kilos de cocaína a España. El Destape accedió al fallo que condenó a Temes Coto en la causa conocida como Manzanas Blancas, bautizada de esa forma porque los cargamentos se despachaban entre cajones de fruta. Allí consta el vínculo de Pitrau y su implicación en las turbias maniobras del narco Temes Coto.

El interventor

Pitrau es abogado penalista. Trabajó en las AFJP Máxima y Dignitas y en el PAMI durante el Gobierno de la Alianza. Junto a Adrián Tenca, fueron abogados de Sergio Shocklender en causa Sueños Compartidos, pero renunciaron por discrepancias en torno a la forma de llevar el juicio.

En marzo de 2016 se sumó al equipo de Triaca como Director Nacional de Asociaciones Sindicales. Fue pocos días después de la intervención del Sindicato Obreros Marítimos Unidos (SOMU), pero esa medida marcó la impronta de su gestión. Cuando lograron la ratificación judicial de la intervención al SOMU Pitrau nombró a una persona de su confianza para hacerse cargo del gremio. Su debut de interventor 100% lo tuvo a finales de 2016, cuando estampó su firma en la intervención de la Unión Personal de Seguridad (UPSRA), que reúne a trabajadores de seguridad privada. En este caso la conducción del gremio logró un fallo judicial que revirtió la intervención. A principios de 2017 tuvo su tercera víctima, la Federación de Sindicatos Azucareros con sede en Tucumán. El caso fue similar a UPSRA: desplazaron al líder sindical que no les gustaba pero fue repuesto por un fallo judicial.

Su trabajo fue reconocido. Tras la movilización de la CGT del 22 de agosto de 2017, la reacción de Macri fue desplazar a Ezequiel Sabor de la Secretaría de Trabajo, que lo acompañaba desde la gestión porteña. Pitrau asumió en su lugar.

Embed

Abogado del narco

3.127 kilos de cocaína. Destino: España. Ese es el eje de la causa Manzanas Blancas, en la que Temes Coto fue condenado a 20 años de prisión.

El Destape accedió al fallo completo de la causa Manzanas Blancas, un documento de 533 páginas en donde Pitrau, la mano derecha del ministro Jorge Triaca, aparece reiteradas veces. El fallo tiene fecha del 14 de febrero de 2014, y lo firman los jueces Luis Imas, Karina Perrilli y Luis Losada, integrantes del Tribunal Oral en lo Penal Económico N 3.

Pitrau, actual Secretario de Trabajo, figura como testigo, a pesar de que, según su propio testimonio, “era abogado en la faz comercial del Sr. COTO”. Pitrau contó que conocía al narco Temes Coto hacía 7 años y que “se veían muy seguido”.

La mano derecha de Triaca no fue el abogado del narco Temes Coto en el juicio. De eso se ocuparon defensores oficiales, que dijeron que Pitrau y Karina Palacios Anchorena “eran los abogados de la parte comercial, que conocían a su asistido desde hacía 7 años y que se había generado una relación profesional y social”.

El propio Temes Coto, en un blog que hizo para denunciar una supuesta persecución en su contra, dejó a Pitrau en un lugar incómodo. En una publicación donde relata sus intentos para recusar a una de las juezas del Tribunal que lo condenó, Temes Coto contó: “Otro episodio más completa el capítulo de recusaciones a la jueza Karina Rosario Perilli y, fue cuando el abogado y amigo personal mío, llamado Horacio Pitrau, visitó en carácter de conocido a la Jueza Perilli en su despacho –habían sido compañeros de estudios, y aun a pesar de no tener mi consentimiento, ni habernos comunicado lo que iba a realizar, lo hizo por buena fe-, y cuando le menciono que era mi amigo y que sin duda alguna sabía que era una locura el pensar que yo fuese culpable de un delito semejante… la jueza Perilli se violentó, interrumpió y cortó al Dr. Pitrau no queriendo siquiera escuchar mi nombre”. En resumen: el narco Temes Coto confesó que su abogado y amigo personal intentó presionar a la jueza para que no lo condenen.

Otro de los testigos de la causa es Pablo Martín Palacios Anchorena, que también se presentó como abogado de Temes Coto. Al igual que Pitrau, fue convocado por Triaca y es Director Nacional de Regulaciones del Trabajo.

Según la querella, se probó que Pitrau y Palacios Anchorena asesoraban a Temes Coto en maniobras fraudulentas. En el fallo se lee: “Respecto de Valentin Temes Coto quedo probado que: 1- se probo que empresa exportadora fue Frutol, la cual contaba con un lugar de empaque y un frigorífico era de su propiedad, pese a estar constituída por presta nombres. 2-alquilo un frigorífico donde guardaba y estockeaba la mercadería, a la espera de su decisión de realizar la operación de exportación. 3- organizó la maniobra, esto es: contrató la cadena de logística, pagó la cadena de logística (despachantes, auxiliares transporte etc). 4.-se asesoró jurídicamente y contablemente para crear empresas que creaba con presta nombres a los cuales les abonaba una suma de dinero cada vez que necesitaba su firma como en el caso de Sánchez, que figuraba como dueño de Frutol. Asimismo, hacía figurar operaciones de venta: en el caso de Frutol, esta empresa que era de su propiedad –Cobeccar-, le vendía a otra empresa de su propiedad para luego cobrar recuperos de IVA y reintegros de exportación por Cobeccar. (El contador Sergio Landen del estudio Schipani explico que “Frutol era un proveedor más de Cobeccar” y este testigo hacía los recuperos de IVA de exportación, también hacia recuperos de proveedores como Cocico. Para dicho asesoramiento contó con los estudios jurídicos de Pitrau- Anchorena; Tenca; Dr. Calabresi (Dr. Pegno) y estudios contables de Schipani, Bonoli, Salemi, etc. y escribanías varias

El “préstamo”

Uno de los ejes del fallo que condenó al narco Temes Coto es un supuesto préstamo de 500.000 dólares a un empresario español, Vicente Trivelloni. Ese préstamos nunca se devolvió, y ninguno de los abogados de Temes Coto pudo explicar porqué su asesorado le prestaba dinero a un empresario español sin contar con un sólo papel que respalde esa operación.

Por ello, -dice el fallo al que accedió El Destape- se concluye descartando el préstamo aludido en orden al dinero que TEMES ARNOSI (un familiar de Temes Coto) le entregó en España a Vicente TRIVELLONI en mano, a pedido de TEMES COTO. en una ruta. Desechado ello, en base a toda la secuencia de hechos narrada, rige la presunción que tal entrega obedeció al uso de la firma ‘Brantina’ S.L como importadora en el exterior a sabiendas, por parte de TRIVELLONI, que dichos contenedores, contenian droga. El nombrado TRIVELLINI se halla imputado en la citada causa española”. Es decir, que el dinero que Temes Coto le dio al español Trivelloni era para la operación de contrabando de cocaína.

Según consta en el fallo, Pitrau, hoy Secretario de Trabajo, participó en esa operación. Vale recordar que era el abogado del narco Temes Coto en “la faz comercial”. Lo reconoce Palacios Anchorena, su socio y actual colaborador en el Ministerio de Trabajo Sucio: “El Dr. Pitrau intervino en el tema de un préstamo que se realizaba en forma simultánea en España, con una persona de apellido TRIVELLONI”.

Todos los abogados que asesoraban a Temes Coto lo dejaron dar un préstamo sin ningún papel legal. ¿Descuido? Muy raro.

Y lo más importante -aportó la querella en sus alegatos- y que ninguno de los letrados no supo explicar, es como se iba a devolver y que recaudos jurídicos tomaron para su cliente al respecto, el único que dijo algo vago al respecto fue el Dr. Pitrau que dijo que se iba a devolver en efectivo y que iba a ser 650.000 dólares”. Y agregaron: “Pitrau reconoció que pese a que supuestamente ‘el préstamo’ existió, tampoco, se firmó ningún reconocimiento de deuda ni escritura”.

Yo te conozco

Por si faltaran datos de color, el segundo apellido del narco Temes Coto es conocido. Según consta en el fallo que lo condenó, Valentín Temes Coto es primo del supermercadista Alfredo Coto.

Los jueces escribieron: “También como ha quedado demostrado en el debate a través de sus múltiples intervenciones, se trata de un hombre avezado en el comercio, con conocimiento específicos del mercado internacional de exportación de frutas, en el cual se ha sabido manejar con aceptable éxito como lo prueban su desvinculación con su primo Alfredo COTO -donde se desempeñaba como gerente de compras- para establecerse por cuenta propia, la constitución de distintas sociedades comerciales, la contratación de distintos profesionales para el desarrollo de tales actividades (contadores, abogados, escribanos), las compras de propiedades afines (quinta “Santa Elena” en la provincia de Entre Rios o el galpón sito en la localidad de Allen ya aludido) o en el importante movimiento de dinero a terceros (vgr. U$S 500.000 en el pseudo préstamo a Santiago Trivilloni)”.

Según averiguó El Destape, el narco Temes Coto trabajó en la empresa Coto entre el 2000 y 2003.

Procesado por tuitear

Para terminar el escándalo de esta causa, hace pocos días el juez Claudio Bonadío procesó a los fiscales Emilio Guerberoff y Carlos Gonella, que fueron parte de la investigación. Las rencillas con ellos, especialmente con Gonella, son fuertes. Gonella estuvo a cargo de la Procelac. Antes, por ejemplo, fue el fiscal que participó de la primera condena al genocida Jorge Rafael Videla en Córdoba. Cuando Alejandra Gils Carbó lo nombró al frente de la Procelac pasó a integrar la lista negra de los que se atreven a investigar en serio lavado de dinero.

La denunciante de Gonella y Guerberoff fue la jueza Maria Gabriela Lanz, que está al frente del Juzgado Criminal y Correccional N 42. La jueza era la pareja del narco Temes Coto. El motivo de la renuncia fue una supuesta revelación de secreto por parte de Guerberoff y Gonella. Lo cierto es que los procesaron por la difusión pública de información de la causa en el portal institucional del Ministerio Público Fiscal.

En el caso de Gonella, directamente por publicar esta información pública en su cuenta de Twttter. En los fundamentos para procesarlo, Bonadio incluye varios tuits de Gonella respecto a la causa Manzanas Blancas. Son del 28 de febrero de 2014, dos semanas después del fallo que condenó a Temes Coto. “Fiscal penal económico Emilio Guerberoff impulsó denuncia de Procelac por lavado de activos caso manzanas blancas”, publicó Gonella en su cuenta, junto al link de la noticia al portal oficial Fiscales.gob.ar. Un segundo tuis, decía: “En denuncia de Procelac el fiscal imputó por lavado a una juez esposa de condenado a 20 años por narcotráfico”.

El más curioso, sin embargo, es un tuit del 1 de marzo de 2014, donde Gonella escribió: “Monopolio mediatico ahora defiende a la novia de narcotraficante condenado a 20 años”. Acompañó el link a una nota de Clarín, titulada “Ahora, el kirchnerismo ataca a la jueza”. Para el diario de Héctor Magnetto, la investigación sobre la jueza Lanz, la novia de un narcotraficante Temes Coto, era un ataque. En la nota de Clarín, se lee: “En una actitud de amor y transparencia, la jueza acompañó a su novio en todo el juicio, en vez de ocultar esa relación”.

En el caso de Pitrau, el segundo de Trica que fue abogado comercial del narco Temes Coto, se presenta en su cuenta de Twitter con el lema #luchacontralasmafias. Mientras Guerberoff y Gonella fueron procesados, él es la mano derecha de Triaca en el Ministerio de Trabajo Sucio.