Más de tres años pasaron que el fiscal Alberto Nisman apareció muerto en el baño de su departamento en Puerto Madero. Los medios opositores al kirchnerismo, el ala política del PRO y la oposición nutrieron la hipótesis de que el funcionario judicial había sido asesinado por haber presentado una denuncia contra la entonces presidenta Cristina Kirchner por el memorándum con Irán. Ahora el periodista y abogado Pablo Duggan publicó su nuevo libro “¿Quién mató a Nisman?” en el cual aporta detalles desconocidos hasta el momento como los mensajes que ocultó la jueza Sandra Arroyo Salgado y la utilización política de Cambiemos de la muerte del fiscal.

Además, expone la autopsia de Gendarmería que orquestó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, para reafirmar que a Nisman lo mataron y los desequilibrios que el fiscal tenía por una vida plagada de excesos.

Embed

En una entrevista con El Destape, el periodista contó que la elaboración de su libro le llevó dos años y tomó la decisión de ser su propio editor y no recurrir a las editoriales. Para esto, Duggan utilizó el tipo de financiamiento colectivo (crowfunding), mediante el cual, se compra la preventa a un precio menor. Para comprar el libro se puede acceder a través www.idea.me/nisman.

  • ¿Con qué te encontraste cuando leíste la causa e investigaste por tu cuenta la muerte del fiscal Nisman?

Cuando empecé la investigación pensaba que iba a ser complicado para darme cuenta si realmente había sido un asesinato o si había sido un suicidio pero me sorprendió muchísimo al leer las pericias lo clarito que sale la verdad. El caso no es complicado, es infinitamente más fácil que cualquier caso policial en el que me he metido. Todas las pruebas indican suicidio. La autopsia indica suicidio, la junta médica dice que fue un suicidio, la pericia criminalística dice que fue un suicidio, se hizo una junta que avala eso y las demás pruebas, ninguna arrojo que podía ser un asesinato.

Solo una prueba en todo el expediente kilométrico dice que fue un asesinato, que es una pericia de Gendarmería pero al mismo tiempo la lees y te das cuenta que es una mentira o que la autopsia fue hecha por gente que no sabe o por gente que quiso demostrar una falsedad. El tiempo pasó y si uno hace un análisis más profundo, la autopsia es un mamarracho ridículo que fue hecha por gente que no es médica ni criminalística.

Me llamó la atención y me pregunté ¿por qué Ganadería hace esto? y no se me escapó que Gendarmería en ese momento está bajo las órdenes de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y que la pericia se ordena al mismo tiempo que ocurre el caso de Santiago Maldonado, momento en el que Gendarmería estaba contra la cuerdas ya que Bullrich era una de las primeras instigadora del asesinato. Después, me enteré por medio de una fuente de primera mano que les ordenaron a los peritos decir que eso tenía que ser un asesinato y buscaron la forma de probar algo. Cuando tenes ese dato, entendes el mamarracho que hicieron.

"Les ordenaron a los peritos decir que eso tenía que ser un asesinato y buscaron la forma de probar algo". "Les ordenaron a los peritos decir que eso tenía que ser un asesinato y buscaron la forma de probar algo".

Estos pobres tipos tenían que poner algo, es una fuerza de seguridad que tiene un régimen semimiliatar y si no obedeces lo que te dicen, te arruinas la carrera y yo creo que entre arruinarse la carrera y poner una mentira, desgraciadamente pusieron una mentira.

  • ¿Por qué se suicidó Nisman?

Nada de lo que uno diga como motivo para un suicidio te va sonar lógico porque el suicidio en sí mismo es un desequilibrio. Nisman estaba desequilibrado y hay un motivo.

Desde el día que presenta la denuncia el 14 de enero hasta el 18 de enero del 2015, todo lo que pasó fueron malas noticias para Nisman, desde Comodoro Py lo destrozaron, la organizaciones judías no lo acompañaron, Ronald Noble lo desmintió, Stiuso su gran apoyo y compañero hasta su jefe, no le atiende el teléfono. Lo dejaron solo.

Y lo dejaron solo por cometer un error gravísimo de análisis político. Pensó que la denuncia contra Cristina no iba a generar lo que provocó porque la intención de él no era perjudicarla ni mandarla presa sino fortalecer su posición ante la fiscalía para que no lo echaran. Además estaba obedeciendo órdenes de la derecha de Estados Unidos e Israel para que obligue a la entonces presidenta a presentar la denuncia en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

De todo esto que digo hay pruebas y en el libro está explicado detalladamente. Por supuesto que el daño a Cristina se lo hizo y se armó un lío tremendo y se puso en una situación de extrema vulnerabilidad.

¿Cuál era la debilidad de Nisman? Tenía 600 mil dólares en una cuenta en Merrill Lynch que era de la mala vida porque era un corrupto. Tenía una causa de acoso sexual muy grave que temía que se destapara y la destapo yo en el libro.

Tenía una vida descontrolada, salía con prostitutas vip y gastaba fortuna. En una posición de debilidad todo eso iba a salir a la luz y yo no dudo de que él pensara que iba a terminar preso. Había caído en desgracia, se había metido en un problema muy grave y pensaba que no salía.

"Yo no dudo de que él pensara que iba a terminar preso".

Tenía un frente muy duro con su familia, con su ex que lo amenaza y le dice que no iba a ver más a las hijas. Arroyo Salgado carga las tintas muy violentamente contra él porque había interrumpido el viaje de su hija Lara. Ese cúmulo de situaciones que cualquier otra persona puede pilotear, se ve que Nisman no pudo, y en el libro queda claro que tenía una personalidad muy alterada. Se suicidó porque estaba mal. Se suicidó porque estaba mal.

  • ¿Qué papel cumple Lagomarsino en toda la causa?

Diego Lagomarsino es un personaje clave. En el libro, analizo cómo se conocieron Nisman y él que es un conocimiento fortuito pero es imposible que haya sido un agente de inteligencia que se lo plantaron a Nisman; es una mentira. No hay una sola prueba de que tuvo algo que ver y jamás tuvo ninguna inquina para querer matarlo o para pensar que se volvió parte de un complot para asesinar a un fiscal. Esa hipótesis no cierra por ningún lado, no dio una muestra de nada. Le pidió el arma, es cierto y es comprobable con las intensas llamadas que le hace el fiscal a él, coincide con lo que le pidió a Benitez, su seguridad; y coincide con la llamada que le hace a la mañana al comisario Ricardo Goiuru, un amigo de él, se entera que está en Mar del Plata y le dice que no le sirve y que después hablaban.

Creo que Lagomarsino no miente. Está avalado por fechas, horarios y demás; él era simplemente un empleado que cometió el gravísimo error de prestar el arma, que en todo caso es un delito menor, pero le hizo una gauchada y le arruinaron la vida.

- ¿Crees que la causa de la muerte de Nisman se usa políticamente para desviar la atención de lo que ocurre a nivel social, político y económico por parte del Gobierno nacional?

No tengo ninguna duda de que la causa Nisman ha sido utilizada políticamente mientras era presidenta Cristina para tener un efecto en la elección del 2015. Después de eso hubo una maniobra política para sacarle la causa a la doctora Fein y Palmaghini y pasarla al fuero federal donde sabían cómo iban a trabajar: primero pedirle a Gendarmería que intervenga para que hagan una pericia recontra maneada, por supuesto y de ahí para adelante iniciar una investigación que no tiene ningún futuro para describir a los presuntos asesinos. Quieren demostrar todo el tiempo que fue asesinado sin ninguna prueba, sin solidez, inventan ridiculeces y me hace gracia.

Cada vez que hablas o decís Nisman, inmediatamente dicen que Cristina lo mandó a matar. Es la hipótesis que sostiene el gobierno falsamente, el presidente Mauricio Macri y Patricia Bullrich ha hecho declaraciones irresponsables diciendo que lo mataron, necesitan probarlo es como una carta de credibilidad del gobierno para decir que en esto no mentimos, lo mataron a Nisman pero es una mentira total.

"Quieren demostrar todo el tiempo que fue asesinado sin ninguna prueba, sin solidez, inventan ridiculeces y me hace gracia".

Lo cierto es que la denuncia no era contra Cristina. Realmente su fin no era complicarla pero sí la denuncia es un mamarracho, no tiene pruebas, es un compendio de artículos periodísticos, se agarra de conversaciones de D’Elia con Esteche y Yuyus Khalif y otros personajes que son menores. Esas charlas no demuestran nada más que no sabían de lo que hablaban. Sí querían que se llevara mejor Argentina con Irán pero jamás hubo una prueba de que Argentina quiera levantar las alertas rojas.

  • Remarcaste que la intención de Nisman no era perjudicar a Cristina sino “correrla” ¿De dónde querían correrla y para qué?

El objetivo eran dos. Uno que no lo echaran de la fiscalía ya que en el 2014 habían echado a Stiuso, a Marijuan y a Taiano de fiscalías especializadas y le había confesado a dos personas que el próximo era él. Cuando viaja a Europa le pide a su secretaria preferida, Soledad Castro, que le envíe un whatsapp para avisar si habían intervenido la fiscalía. Para Nisman que lo echaran era el fracaso más gigantesco. En su lógica, si denunciaba a Cristina por encubrimiento, ella no lo iba a poder echar porque si lo echaba iba a estar demostrando que algo quería encubrir. La primera intención era personal y egoísta.

El otro objetivo era exponerla con la lógica de que como la había denunciado, el memorándum había fracasado y él le estaba dando la salida para que presente el caso AMIA en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, algo que Parrili le había dicho que no. Había unos escritos en la caja fuerte que confirman esa información. Nismanquería presentar el caso en la ONU impulsado por la derecha de Estados Unidos e Israel para complicar la firma del acuerdo nuclear entre Obama e Irán que se estaba por firmar en febrero del 2015.

En algún recóndito lugar de su cabeza creyó que si empujaba a Cristina hacia esto, todos iban a estar contentos. Ese día le mandó un whatsapp muy revelador a su círculo con la frase ‘se alinearon los planetas, es ahora nunca’ e interrumpe sus vacaciones, presenta una denuncia absurda en la feria judicial cuando las escuchas son del 2012, el memorándum 2013 y en el 2014 fue declarado inconstitucional. No tenía sentido presentar la denuncia en 2015.

  • ¿Te consta que Macri o alguien cercano a Cambiemos haya tenido alguna reunión con Nisman cuando presenta la denuncia?

Para mí no hay ninguna duda de la utilización política que hace el PRO de la denuncia de Nisman en esos cuatro días y eso le complicó realmente la vida hasta creo que fue un empujón muy fuerte al suicidio. El fiscal no estaba preparado para presentar la denuncia en el Congreso, sabía que estaba floja de papales y no tenía ningún sentido. La utilización que hace Laura Alonso y Patricia Bulrrich del caso, llevarlo al Congreso a un fiscal era algo ridículo y se enfrentaba a que su denuncia estaba floja.

Se dio cuenta que se le venía la noche. Una vez muerto Nisman, es clarísimo cómo el PRO utiliza su muerte porque si vos decís que fueron los iraníes, no iban a simular un suicidio si decís que pusieron una bomba pero si decís que fue un asesinato pero lo disfrazaron en suicidio, ¿quién sería la interesada? Cristina. Todo lo que sirviera para pegarle a la entonces presidenta fue mana que le cayó del cielo a Macri y al PRO

Sabían que hablar de la muerte de Nisman golpeaba a Cristina y el antikirchnerismo compró la teoría, no les importó las pruebas ni lo que decía el expediente.

En tanto, a Arroyo Salgado no la animó ni un problema con Cristina ni la plata, simplemente el cargo de culpa. Se sentía responsable por la pelea fuertísima que tuvo con Nisman antes de que muriera. De hecho, pongo en el libro los mensajes completos de Arroyo que escondió y que son muy importante porque el fiscal le confiesa: “Estoy hecha mierda”. Es el único dato revelador de su estado de ánimo.

Además, cuando está muerto su hija le manda varios mensajes cuando sabía que estaba muerto y en uno le dice: “Papás tus hijas te amamos, no estaba enojada con vos”. La hija hablaba de una sensación de culpa por pensar que él creía que ella estaba enojada y después le dijo una cosa reveladora: “Vas a estar mejor que acá, en paz”. Esa chica con quince años sabía que su padre no estaba bien. Todo lo contrario a lo que decían que estaba pasando su mejor momento, estaba pasando el peor momento porque atacó de manera equivocada y pensó que era una ola que lo iba a barrer.

  • Si el expediente es tan claro y las pruebas también ¿por qué se sigue insistiendo y alimentando la teoría de que a Nisman lo mataron?

Por una simple razón, el juez Ercolini es cercano al kirchnerismo y es el primero que sobresee a Cristina Kirchner y a Néstor Kirchner de enriquecimiento ilícito. Eso generó una enemistad bastante fuerte con este Gobierno y es a quien tenían pensado echar. Pero Ercolini hizo lo que hacen todos los jueces federales que es ponerse la camiseta del gobierno de turno y qué mayor regalo para Macri que apoyar la teoría de que a Nisman lo mataron y así fomentando esta mentira del asesinato.

Si hoy el Gobierno llega a decir que Nisman se suicidó, eso significa un cataclismo político ya que desde el presidente hasta la ministra de Seguridad compraron que a Nisman lo habían matado. Es una catástrofe política y Ercolini y Taiano están evitando que esto ocurra. Los que conocemos la causa no nos confundimos pero a ellos no les importa la verdad.

  • ¿Y qué estimas que vaya a pasar con la causa de la muerte de Nisman?

Esta causa va a ser víctima de los vaivenes políticos y la verdad se va saber cuándo no haya una presión fuerte para que se resuelva de tal manera el caso. Cuando Macri no gobierne más se va desinflar un poquito y va haber una novedad positiva y va pasar lo que tuvo que pasar a los seis meses que es que la causa se cierre como un suicidio.