La maniobra de pinzas para demorar el pago de la deudade los Macri por el Correo Argentino ya tiene fecha de concreción. Luego de qué, tal como informó El Destape, los Macri ofrecieran pagar con un edificio que no les pertenece y el Gobierno hiciera el insólito pedido de suspender todo hasta que se resuelvan otros juicios al revés, de los Macri contra el Estado, ahora llegó el movimiento de las juezas que avalaron el letargo de esta causa durante más de 15 años. Fijaron un a audiencia para discutir esta cuestión para el 10 de julio.

Será una puesta en escena, ya que la jugada no pudo ser más obvia. Paso uno, los Macri propusieron pagar con el edificio de la localidad de Monte Grande que no sólo pertenece al Estado sino que, además, no cubriría ni de cerca la deuda multimillonaria que patean desde el 2001. Paso dos, como publicó El Destape, el Procurador del Tesoro Bernardo Saravia Frías pidió que se suspenda todo en lugar de exigir que los Macri le paguen al Estado lo que le deben. “Lo de Correo hay que arreglarlo”, fue la orden de Saravia Frias desde su llegada a la Procuración del Tesoro, que es la cabeza de los abogados del Estado, y por ahora hizo los deberes. Paso tres, el abogado de los Macri, Jaime Kleidermacher, y el presidente Correo Argentino SA, Jaime Cibilis Robirosa, solicitaron que se convoque a una audiencia con Saravia Frías (cuyo jefe directo es el propio Macri) para tratar la propuesta de pago con el edificio. Paso cuatro, la jueza Matilde Ballerini le puso fecha a la audiencia, 10 de julio a las 11 horas, donde los Macri de uno y otro lado del mostrador harán un paso de comedia para sostener su objetivo histórico: no pagar su deuda con el Estado.

En la audiencia estará también la fiscala general Gabriela Boquin, que fue quien logró frenar la condonación de más de 70.000 millones de pesos a la familia presidencial, y que sigue adelante con la investigación sobre el vaciamiento de Correo Argentino en beneficio de los portaaviones de los Macri, Sideco y Socma. Luego de dos rechazos en primera y segunda instancia del fuero comercial, donde tramita este expediente, los Macri jugaron su última carta para desplazar a Boquin y fueron en queja a la Corte. Como informó El Destape, la reunión entre el presidente de los cortesanos Ricardo Lorenzetti y Macri se dio mientras el máximo tribunal tiene que resolver esta cuestión.

El último antecedente de una audiencia en esta causa fue el 16 de marzo de 2017, luego de que se desatara el escándalo al conocerse la intención del presidente Macri de condonarle más de 70.000 millones de pesos a su familia. En esa ocasión, el Gobierno hizo la misma maniobra que ahora: pidió que se suspendiera todo y una prórroga de 120 días que ya venció hace rato. En definitiva, todas maniobras del Gobierno de Macri para no cobrarle a la familia Macri.