La Cámara de Diputados de la provincia de Salta aprobó el desafuero del legislador por Rosario de la Frontera Kuldeep Singh y fue detenido por orden de la jueza de Garantía Nº 1, Ada Zunino. El diputado quedó filmado mientras asaltaba una fábrica junto con otros cuatro hombres, con quienes robaron entre 3 y 4 millones de pesos.

Tras la votación, Singh, acompañado de su abogado Javier Massafra, se trasladó hasta al Ciudad Judicial y se presentó en forma espontánea en el despacho de la jueza Zunino para evitar el escándalo de que se muestre al diputado con chaleco y seguridad de escolta.

El pedido de detención contra Singh había sido realizado por el fiscal de la Unidad contra Robos y Hurtos (Unicroh), Federico Jovanovics, quien lo imputó por los delitos de “privación ilegítima de la libertad agravada por el número de personas y robo doblemente calificado por el uso de arma de fuego y por ser cometido en poblado y en banda”.

Embed

“Nosotros vamos a apoyar el desafuero, pero esto no debe ser tomado como un jolgorio, sino como una honra”, afirmó Guillermo Martinelli, compañero de banca de Singh. Si bien los representantes del PRO votaron el desafuero del diputado, en la sesión anterior algunos legisladores de Cambiemos aplaudieron cuando Singh se presentó en la cámara baja a dar explicaciones.

"Hubo un claro intento de obstaculizar a la Justicia cuando está probado el delito que cometió el diputado", sostuvo en la sesión el diputado del Partido Obrero, Claudio del Plá, quien recordó que hace dos semanas la misma jueza había pedido el desafuero del legislador.

El diputado Singh aparece en el registro del día 26 de octubre de las cámaras de seguridad de la empresa de procesamiento y comercialización de legumbres Nutribras. El legislador explicó que se presentó en el lugar por iniciativa de Jonatan Diez, intermediario de la firma, para cobrarse con esos bienes los cheques sin fondos emitidos por la firma por un monto de 1.400.000 pesos que tenía en su poder.

Diez denunció a Singh de haberlo privado de su libertad en Rosario de Frontera y que lo condujo bajo amenaza, junto a otras personas, al predio de la empresa en el parque industrial de General Güemes.

En esta nota