Alerta en Boca: Román se aleja del Xeneize y hay preocupación

El Consejo de Fútbol quiso cerrar una incorporación a último momento pero, por un problema en la revisión médica, quedó descartada.

18 de febrero, 2021 | 18.37

El mercado de pases llega a su fin y entre los diferentes grandes, Boca Juniors fue el único que no logró incorporar en los puestos que necesitaba. Mientras River, Racing, San Lorenzo e Independiente consiguieron opciones, Miguel Ángel Russo solo podrá contar con un refuerzo de cara al primer semestre del año y que, todavía, no está a punto para saltar al campo de juego. ¿Qué pasó? Andrés Felipe Román, colombiano proveniente de Millonarios, viajó hacia Buenos Aires y se realizó los estudios médicos acompañado de Jorge Bermúdez. Cuando lo estaban por presentar de manera oficial, todo quedó suspendido y el pase se cayó.

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

Todavía se desconoce con exactitud qué ocurrió pero, según pudo trascender, el lateral derecho de 25 años tiene un problema cardíaco que complicaría su carrera como profesional. Si bien el resto de los estudios dieron bien, lo cardiológico no. El lateral sufre una miocardiopatía hipertrófica progresiva siendo una de las principales causa de muerte súbita. Se puede tratar pero, al parecer, no tiene cura.

Andrés Felipe Román se aleja de Boca cuando estaba todo acordado.

De esta manera, luego de una reunión con la junta médica, se decidió desestimar la transferencia y volver hacia atrás. Recordemos que la idea de Boca era comprar el 50 por ciento del pase en dos millones de dólares y así conseguir una nueva opción por la banda derecha ante la posible salida de Leonardo Jara (termina su contrato a mitad de año) y la no renovación de Julio Buffarini (confirmó que no continuará).

El médico Norberto Debbag, en diálogo con TyC Sports, explicó: "La miocardiopatía hipertrófica es una patología congénita, se da 1 cada 500 casos. Es un desarrollo excesivo de la masa muscular cardíaca. Aumentan las paredes de las cavidades del ventrículo izquierdo, se dilata la aurícula. La cavidad del ventrículo izquierdo, que expulsa la sangre a través de la aorta, está reducida y envía menos cantidad que el deportista con una cavidad normal". Y agregó: "El riesgo es grande para hacer deporte de alta competencia. En el esfuerzo, la cavidad del ventrículo es pequeña y no da suficiente sangre, el corazón sufre la falta de oxígeno. Ahí se produce una arritmia, principal causa de muerte súbita en el deporte en menores de 36 años".

Al mismo tiempo, refiriéndose a estudios previos, aclaró: "Es muy difícil que no aparezca, esto se detecta por el electrocardiograma, por las pulsaciones cuando escuchas el corazón -hay un pequeño soplo en la aorta- y el diagnóstico contundente lo da la ecografía". Mientras que sumó: "Si lo dejas tres meses sin hacer actividad física, como es un corazón fisiológicamente normal pero aumentado de tamaño, vuelve a su normalidad. Se vuelve a chequear y a hacer la resonancia magnética, que es mucho más precisa". Además aseguró que una posible operación es muy complicada y que "puede vivir sin problemas" dejando de jugar al fútbol, sin hacer grandes esfuerzos, para evitar el aumento de la frecuencia cardíaca.

El comunicado de Boca:

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►