La emotiva despedida de Campazzo del Real Madrid antes de llegar a la NBA: "Debo ir a cumplir un sueño"

El jugador cordobés, que se sumará a los Denver Nuggets, publicó una sentida carta para despedirse del "Merengue". "Debo cumplir un sueño por el que llevo toda la vida esperando", esgrimió.

23 de noviembre, 2020 | 09.14

El cordobés Facundo Campazzo, ya base de los Denver Nuggets, franquicia estadounidense con la que firmará contrato en las próximas horas a cambio de 6 millones de dólares, confesó que llevaba "toda la vida" esperando concretar el sueño de llegar a la NBA.

Los negocios de Santa María con Clarín y Cambiemos

Campazzo viajará desde Madrid hacia Colorado en los primeros días de la semana entrante para convertirse en jugador de los Nuggets de cara al comienzo de la Conferencia Oeste de la NBA, que se pondrá en marcha el próximo 22 de diciembre.

Campazzo empezó a destacarse en la Liga Nacional con la camiseta de Peñarol de Mar del Plata y posteriormente llegó a España para vestir los colores de Real Madrid y también, durante dos temporadas, de Murcia.

"Se terminó una etapa de crecimiento y enseñanzas permanentes en España, donde fui muy feliz, pero ahora debo cumplir un sueño por el que llevo toda la vida esperando", confió a través de sus redes sociales Campazzo, en sus primeras manifestaciones tras conocerse la noticia de su arribo a la NBA el pasado viernes.

"Jugué hoy mi último partido en Real Madrid (triunfo por 100 a 78 sobre Manresa con 20 puntos suyos que lo convirtieron en el goleador del encuentro) y me quedó una mezcla de sensaciones que van desde la nostalgia que vengo sintiendo desde hace varios días hasta la ilusión por lo que vendrá", indicó.

Campazzo reconoció que en el club "merengue" pasó "momentos únicos, inolvidables. De esos que marcan la carrera pero también la vida de uno. Ojalá nuestros caminos se vuelvan a encontrar algún día", deseó.

"Me estoy yendo de España siendo una persona completamente distinta de la que llegó acá hace ya seis años, en 2014, porque aprendí, maduré, comprendí el valor del trabajo, conocí lugares hermosos y gente increíble", enumeró.

"Pero además recibí afecto y contención en cada uno de los pasos que fui dando, por lo que sería injusto no mencionar también a la familia del club Murcia, a su dirigencia, a su afición y a los amigos que me quedaron y que también ocupan un lugar enorme en mi corazón", completó Campazzo en la emotiva carta que marcó su despedida del club en el que se convirtió en un verdadero ídolo..

LA FERIA DE EL DESTAPE ►