El abogado de Lázaro Báez pidió que se cancele el juicio por presuntas irregularidades en la obra pública de Santa Cruz, que tiene entre los acusados al empresario y a la ex presidenta Cristina Kirchner, y presentó una recusación contra dos de los jueces que intervienen en la causa. Todos los planteos serán resueltos el próximo lunes, a horas del juicio previsto en el tribunal de Comodoro Py.

El abogado del empresario, Víctor Hortel, apuntó que los magistrados Rodrigo Giménez Uriburu y Adriana Palliotti (integrantes del Tribunal Oral Federal 2)ya tomaron conocimiento de la prueba contra Báez en otra causa (presunto lavado de dinero) donde el empresario está siendo juzgado y en la que también declararon Leonardo Fariña y Javier Iguacel, testigos en el juicio que arranca el martes.

LEER MÁS: Juicio a CFK: cuáles son los hechos, las claves y los testigos

Giménez Uriburu es juez en la causa de Vialidad (y el cuarto juez en la que se investiga lavado de dinero) y Palliotti es jueza en esta última y cuarta en la anterior.

La maniobra de recusar a los jueces y pedir que suspendan el juicio se produce luego de la marcha atrás de la Corte Suprema para no obstruir el inicio del debate de la causa que se investiga la obra pública en Santa Cruz, ante la resistencia del Tribunal Oral Federal N° 2 de suspender la fecha de inicio.

Embed

Luego de extraer copias de los varios cuerpos del expediente, la Corte devolvió este viernes la causa original al Tribunal Oral, que a partir del próximo 21 de mayo a las 12 encara el proceso que se prevé que tenga una duración de más de un año.

En esta nota