Una jubilada fue engañada por dos estafadores que se hicieron pasar por amigos de su hijo y utilizaron el pretexto de una inminente evaluación para robarle sus ahorros. La intervención de un vecino la salvó.

El hecho ocurrió en la localidad bonaerense de Salto, donde la mujer de 85 estuvo a punto de perder $130.000 y mil dólares con un "cuento" totalmente factible debido a la endeble situación de la economía que generó el macrismo.

Los ladrones se hicieron pasar por el hijo de la señora en una llamada telefónica donde le pidieron retirar plata del banco debido al peligro de una nueva devaluación, según detalló Clarín.

El falso hijo le solicitó que le entregara la plata a unos amigos que la esperaban con un auto. La mujer creyó en la verosímil situación y se subió al vehículo en el que los dos hombres la trasladaron al banco.

Pero la suerte estuvo del lado de la mujer, ya que al salir de la entidad bancaria se encontró con el hijo de una vecina al que le pareció rara la situación. Mientras la jubilada volvía al auto, el hombre llamó a su madre y ambos decidieron comunicarse con la policía.

Si bien los estafadores consiguieron escapar con el dinero, el trabajo de la Policía consiguió identificar el vehículo en el que se movían y los dos fueron capturados en la localidad de Chacabuco.

Junto con el dinero de la jubilado se encontraron $33.000 más, que investigan si están relacionados con otra estafa del mismo tipo.