Cómo combatir una picadura de abeja o avispa

Síntomas, tratamientos y remedios caseros para picaduras de abejas o avispas. ¿Cómo identificar una alergia y cuándo recurrir al médico?.

21 de octubre, 2021 | 20.36

Hay muchas maneras de combatir una picadura de abeja o avispa, pero lo primero que se debe hacer es identificar si la picadura es leve, moderada o grave y si la persona es alérgica al veneno. En caso de sospecha, los médicos pueden solicitar un análisis de sangre de alergias, para ver si el organismo generó anticuerpos, y/o una prueba cutánea, que también es muy sencilla de realizar.

Sin embargo, la mayoría de las reacciones a las picaduras de abejas o avispas suelen ser leves o moderadas. Las abejas dejan el aguijón en la piel al picarla, a diferencia de las avispas, que no lo hacen. En el primer caso, se recomienda desprenderlo de la piel lo antes posible, preferentemente, con la ayuda de una pincita.

Si la alergia es realmente grave y termina en un ataque anafiláctico, los médicos pueden recetar algunos medicamentos de urgencia, como antihistamínicos, cortisona, salbutamol (utilizado para broncoespasmos) o incluso epinefrina y oxígeno si la situación lo amerita.

¿Cómo sé si soy alérgico a las picaduras de abeja o avispa?

Para saber si una persona es alérgica a las picaduras de estos insectos, se debe evaluar si se presentan algunos de estos síntomas:

  1. Taquicardia.
  2. Inflamación de labios, garganta y lengua.
  3. Falta de aire.
  4. Síntomas gastrointestinales, como vómitos, náuseas o diarrea.

Formas más comunes de tratar una picadura de abeja o avispa

  1. Retirar el aguijón de la piel lo más pronto posible.
  2. Enjuagar la herida con agua y jabón.
  3. Aplicar un paño frío.
  4. En caso de ser una herida bastante intensa, los médicos pueden recetar un antihistamínico, como Benadryl, o algún antinflamatorio de venta libre, como Ibuprofeno.
  5. También se puede aplicar alguna crema que contenga calamina o hidrocortisona.

Remedios caseros para curar la picadura de abeja o avispa

En caso de una reacción moderada o grave, siempre es importante acudir a un médico. Si se trata de una picadura leve, se puede recurrir a algunos remedios caseros que pueden aliviar los síntomas o reducir la hinchazón.

  1. El hielo es el principal aliado para las picaduras de insectos.
  2. Desodorante (que contenga aluminio): casi todos los desodorantes contienen aluminio, que neutraliza el veneno y disminuye el dolor. Poner una cantidad muy pequeña sobre la herida y esparcirla.
  3. Pasta de dientes: esparcir una cantidad muy pequeña sobre la roncha y dejarlo secar.
  4. Vinagre de manzana: aplicar unas gotitas sobre la picadura.
  5. También se pueden aplicar pedacitos de algunas verduras, que tienen propiedades para tratar las picaduras de abeja, como el ajo, el limón, la cebolla, y la papa.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►