La Policía Federal realizó múltiples allanamientos en la Municipalidad de Paraná, en dependencias del Concejo Deliberante y en tres domicilios de la capital entrerriana, entre los que se encuentra la casa de la madre del intendente local de Cambiemos, Sergio Varisco. La causa que originó las medidas investiga a la banda narco que lidera el detenido Daniel Celis con la administración política local.

Los allanamientos también alcanzaron al concejal de Cambiemos, Pablo Hernández, quien mantuvo una conversación con Celis. De acuerdo a una escucha publicada por Página Judicial, el narco le recriminó a Hernández una supuesta falta de cumplimiento por parte de Varisco de "los compromisos" asumidos por el intendente de la capital provincial, en el marco de la campaña política.

Luego de la orden emitida por el Juez Federal Leandro Ríos, el secretario Legal de la comuna Walter Rolandelli, puso a disposición todo lo que los uniformados requirieron, en tanto que la madre del jefe comunal, quien no se hallaba en el domicilio al momento de la llegada de los Policías, concurrió al lugar para abrir las puertas de su casa. Según se pudo saber, el intendente Varisco no se encuentra en esta jornada en Paraná, dado que, por motivos concernientes a la gestión está en Buenos Aires.

De acuerdo al sitio Agenda Abierta, en una resolución judicial, el juez Ríos consideró que está demostrado el acuerdo político preelectoral, la financiación de la campaña con fondos provenientes del narcotráfico y el pago de contraprestaciones una vez asumida la intendencia, que continuaron incluso después que Celis fue detenido.

Según la causa, el pacto tenía dos partes. Por un lado, los narcotraficantes financiaron las tres campañas de las elecciones de 2015 a cambio de que una vez llegados al Municipio, los candidatos entregaran la obra pública a la empresa constructora de Cristian Silva, cercano a Celis.

Una nota de Agenda Abierta, que publica parte del fallo de Ríos, muestra que en base al testimonio de un testigo de identidad reservada, el juez pudo determinar que la organización política que dirigía Celis, con fondos provenientes de la venta de estupefacientes, se hizo cargo de una importante cantidad de gastos de campaña de las seccionales 6, 9, 10 y 11 de la ciudad de Paraná, que se correspondían con el dominio territorial de la organización.

Pese a que se acusó que se usaron camiones municipales de la Unidad 2 para el traslado de la droga, Varisco sólo figura en la causa como testigo. La serie de allanamientos puede complicar la situación del jefe comunal y hacer virar la causa judicial.