El diputado nacional Alfredo Olmedo, quien en varias oportunidades juega de aliado a Cambiemos, aseguró que Patricia Bullrich le "copió" la resolución que habilita el gatillo fácil al autorizar a las fuerzas de seguridad federales a emplear armas de fuego cuando consideren que hay un peligro inminente. Según el legislador, la Policía tiene que tener la potestad de "abatir" a quien comete un ilícito, ya sea un robo o eludir un control policial, y aseguró que "condecoraría" al efectivo de seguridad que le dispare a su hijo si éste cometiera un acto ilegal.

Olmedo le confesó a El Destape que la doctrina del gatillo fácil "me la quiso copiar la Ministra, en el buen sentido", porque "yo dije que hay que abatir al delincuente, que no significa matarlo sino derribarlo, reducirlo". En este sentido, aseguró "si a Santiago Maldonado lo hubieran abatido no se hubiera ahogado, estaría vivo".

Por eso, el diputado agregó que todas las Fuerzas Armadas deben poder "tirar porque la bala no discrimina, un delincuente abatido no vuelve a ser delincuente" y reforzó su postura de forma extrema: "Si un hijo mío está llevando un delito adelante y no presta atención a la orden del policía y el policía lo tiene que abatir, lo voy a condecorar al policía".

LEER MÁS: Denuncian a Alfredo Olmedo por apología del delito

La solución que dio Olmedo para no ser "abatidos" por las fuerzas de seguridad fue: "Si usted no quiere que lo maten, no salga a robar ni a evitar controles" y aseguró que en la Argentina "hay pena de muerte pero la tienen los delincuentes" por lo que "la policía tiene que estar autorizada a interceder en los casos en que se cometa un delito".

Con esa como una de sus premisas, le aseguró a El Destape que "Omedo va a ser Presidente" por Ahora Patria, no por Cambiemos con quien "no tengo nada que ver". Además, profundizó: "No tengo dudas de que lo voy a ser, porque tanto el Presidente como la expresidenta no respetaron la Constitución que dice: "Dios fuente de toda razón y Justicia" y tampoco los Santos Evangelios".

En esa línea, criticó la "ley de matrimono homosexual, ley de género, aborto que lo autorizaron por misoprostol, ideología de género" y remarcó estar "totalmente en contra de todo eso" y representar "a quienes creen en Dios".

El diputado remarcó que con el Gobierno mantiene una relación ambigua porque "cuando estoy de acuerdo, voto a favor y cuando no estoy de acuerdo, voto en contra" porque "no se puede usar de pista de prueba a la gente".

A su entender, el Gobierno "tiene que fortalecer las economías regionales, no aumentarle los impuestos" y cuestionó que "curiosamente, con la plata de las economías regionales y los impuestos de la gente que trabaja, fomenta los planes sociales y no los hace trabajar".

LEER MÁS: Olmedo confesó que mataría a su hijo si está en una marcha

En esta nota