El caso de un contagiado que puso en riesgo a dos provincias y más de 50 personas

Como un efecto mariposa, un casos sospechoso y luego confirmado en Buenos Aires generó protestas y renuncias al lado de la cordillera. 

26 de mayo, 2020 | 07.35

Esta semana hubo un gran revuelo en San Juan por un caso positivo, el tercero, que terminó por desatar protestas, enojos en las redes sociales, desvinculaciones de funcionarios en los hospitales, sumarios administrativos para el personal, dos investigaciones penales y posibles contagios de Covid-19. Esto destapó una trama que comenzó en la provincia de Buenos Aires y está cargada de maniobras imprudentes, negligentes e ilegales que pusieron en riesgo a la población de San Juan.

El peor Call Center del mundo

 Todo comenzó con el contagio de un transportista que llegó a Buenos Aires con síntomas de neumonía bacteriana y que al agravarse su situación respiratoria quedó internado en el hospital municipal de Malvinas Argentinas. A este hombre se le practicaron tres tests PCR que dieron negativo, pero algo ocurrió hasta que finalmente llegó a San Juan, en un vuelo sanitario, donde finalmente dio positivo. El drama se armó después cuando se descubrió que el cuarto caso en la provincia fue precisamente la hermana médica de esta persona, quien terminó denunciada por haber mantenido contacto con el paciente sin autorización y por haber infringido la cuarentena, no aislarse y tener contacto con 50 personas que pudieron haberse contagiado. Esto desató tal escándalo, que derivó en la desvinculación del personal de Salud, dos denuncias penales, detenciones y la protesta de médicos y enfermeros. Las redes sociales también explotaron y hasta hubo ruidazo por el esclarecimiento de la situación.  

La estrategia de una familia que terminó en escándalo

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

 La historia comienza con un camionero sanjuanino que llegó a Buenos Aires el pasado 19 de abril, como lo hace desde hace tiempo cada dos semanas. Por sus síntomas respiratorios, estuvo internado en Buenos Aires, en el hospital de Trauma y Emergencias Federico Abete, del municipio de Malvinas Argentinas, con una infección respiratoria aguda. Allí fue sometido a tres test PCR, los cuales resultaron negativos; el primero fue realizado el 22 de abril cuando fue internado en el área de cuidados intensivos por complicaciones en su cuadro de neumonía, a 72 horas de haber llegado a Buenos Aires. Allí estuvo hospitalizado en la Terapia Intensiva, hasta que estuvo listo para recibir el alta médica. Eso fue el 30 de abril, cuando lo sometieron a dos nuevos tests para descartar cualquier duda: al día siguiente conocieron que los resultados fueron negativos.

 A partir de ese momento, el paciente debió irse a su domicilio para continuar con el tratamiento ambulatorio, pero como no podía hacerlo por sus propios medios, desde San Juan, presumen que su hermana la médica L.G gestionaba de “gauchada” su traslado en vuelo sanitario. Como no tenía donde quedarse en Buenos Aires, y para evitar el aislamiento, se quedó en ese hospital, pero como un caso descartado; por lo cual, en Salud Pública de San Juan creen que fue en ese periodo de ventana cuando se contagió, que finalizó cinco días después cuando se produjo el traslado a San Juan el 4 de mayo, bajo la firma del coordinador de vuelos, Carlos Javier Porras.  

 Entonces, el paciente subió al avión sanitario de la provincia junto con otros que volvían desde Buenos Aires. En el camino, se descompensó y eso llamó poderosamente la atención del equipo médico que lo acompañaba. Cuando llegó a San Juan, su hermana – quien pertenecía al sector de clínica de Covid-19- le practicó el hisopado, el cual resultó positivo.

 En un audio que salió a la luz este viernes pasado, se escucha a la jefa de Infectología del Hospital Marcial Quiroga, Rosa Contreras, hablando con una tal Laurita (presumen que es la médica contagiada). “Qué ocote, bolu*! La que se quiere morir es la infectólogo de allá porque lo ha tenido sin aislamiento al final, o sea, después de que salió de la terapia. Me estás matando con esto que me estás diciendo, me quiero morir, porque lo han estado viendo en el hospital (por municipal de Malvinas Argentinas). Yo supongo que usan barbijos como estamos usando en todos los servicios, pero no es lo mismo, qué se yo”.

 Lo que no se sabe a ciencia cierta, por estas horas, es con cuánta gente pudo tener contacto el camionero en Buenos Aires mientras estuvo de alta. En San Juan, las personas que estuvieron compartiendo el vuelo sanitario y los que lo atendieron en el hospital dieron negativos en los PCR.

La única persona confirmada de contagio estrecho fue su hermana, la médica L.G. quien contrajo la enfermedad luego de haber incurrido en una serie de irregularidades y posibles delitos, según la denuncia penal que firmó el gobierno sanjuanino.

 La profesional ingresó varias veces al área de Terapia Intensiva, donde no tenía autorización según aseguran las autoridades de Salud Pública. En un día, fue a visitarlo dos veces, según consta un libro de guardia, donde está escrito que tuvo contacto con su el paciente, le dio de comer y lo llevó al baño. Luego, la médica no se aisló y tuvo contacto con unas 50 personas, todas fueron aisladas y testeadas; entre las que se encuentra su familia y un menor grupo de pacientes inmunodeprimidos. Por el momento, esos PCR dieron negativos, pero deberán ser repetidos dentro de 10 días cuando finalicen la cuarentena.

 Una vez conocida esta trama, hubo gran repudio en las redes sociales por el caso, un ruidazo en las calles y Uñac salió a hablar. Allí, anunció la desvinculación del jefe de Terapia Intensiva del hospital Guillermo Rawson y de la Infectóloga del mismo hospital, que nada tenía que ver con la investigación y que posteriormente fue restituida a su cargo, porque había un error evidente: se equivocaron de persona. Luego, las detenciones durante la madrugada de la Infectóloga Contreras, del hospital Marcial Quiroga (la autora de los audios) y del coordinador de vuelos, Javier Porras, quien según sus superiores estaba autorizado a trasladar al transportista.

 Este misterio que envuelve a los profesionales de la salud, sobre los manejos y las decisiones que toman sin consulta a autoridades, se develará con el tiempo, cuando la causa se resuelva en un despacho del Juzgado Correccional.

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►