El ex diputado nacional Ricardo Alfonsín afirmó este sábado que “no gobierna Cambiemos, gobierna el PRO”, y en ese sentido agregó que “Cambiemos no tiene ideología”.

LEÉ MÁS: Un documento vincula a Arribas con el lavado de dinero

En diálogo con FM La Patriada, el dirigente fue muy autocrítico de las posturas del radicalismo y dijo que los que estuvieron al frente de la conducción del partido, entre los que se incluyó, deben "dar muchas explicaciones"

"Muchos se preguntarán ¿Qué queda de la UCR?”, resaltó.

También, se refirió al discurso de Mauricio Macri en la Apertura de sesiones legislativas y criticó su evalución de la economía: “ha habido una pérdida de las jubilaciones y del poder adquisitivo”, e hizo hincapié en que “El presidente no dijo nada de la industria, ni de la inserción de Argentina en el mundo. Uno se puede insertar de manera ingenua o inteligente: nada de esto estuvo en el contenido del discurso”. “No dijo nada acerca de si el tipo de crecimiento lo va a decidir el mercado o el pueblo a través de sus representantes”, enfatizó.

Además, Alfonsín pidió que la justicia actué por las sospechas de corrupción en el caso Arribas y Caputo, declaró que “Deben dar explicaciones ante la justicia” y pero a su vez se mostro desconfiado acerca de la independencia de la justicia “Antes eran más difíciles los juicios políticos, designar jueces. Ningún mecanismo es absolutamente seguro pero antes era más difícil trampear”.

Embed

Por otro lado,criticó las expresiones xenófobas y el proyecto que pretende arancelar la universidad y la saluda a los extranjeros: “En estos últimos dos años hemos tenido posiciones que deben arrojar muchas dudas de lo que significa la Unión Cívica Radical”, aunque admitió que "Contribuimos a que el PRO llegara al gobierno y tenemos la obligación de decir cuándo se están equivocando".

El dirigente radical se expresó en contra de la mano dura: ” Hay una gran relación entre seguridad y democracia. Me he manifestado en contra del discurso que parte de la idea de que el Estado en caso de perseguir a la delincuencia no está obligado a ceñirse a la ley, es una barbaridad” y agregó que “Hay una seguridad que es democrática y claramente hay una que no lo es. No creo que sea democrático el gatillo fácil”.

Por último, se mostró en contra del ajuste jubilatoria “Me manifesté en contra de la reforma jubilatoria y me llamó la atención que la UCR acompañara la iniciativa” y lanzó duras críticas: “los que la votaron deberán dar explicaciones, no solo ahora sino que durante muchos años”.

En esta nota