Doble vara: Laura Alonso desistió de 44 juicios por corrupción menemista

23 de mayo, 2020 | 22.30

Laura “técnicamente no es delito” Alonso desistió de continuar las querellas en 44 juicios en los que intervenía la Oficina Anticorrupción (OA). Eran casos de corrupción en su mayoría del menemismo, que incluían entre los investigados a Carlos Menem, Víctor Alderete del PAMI, Erman González, Germán Kamerath, Carlos Corach, María Julia Alsogaray, Domingo Cavallo y Raúl Granillo Ocampo. Deducir el motivo es sencillo: necesitaba todos los recursos de la OA para perseguir a un sólo gobierno, el de CFK, tal como la había instruido Mauricio Macri al nombrarla pese a que no tenía ni siquiera título de abogada. La oposición y la prensa comercial se dedicó en estos días a criticar la decisión del actual titular de la OA Félix Crous de retirarse de una sola causa contra CFK. Una contra 44 de su antecesora.

¡Insólito momento al aire!

Apenas asumió el cargo Alonso, la enamorada de Macri, no perdió el tiempo. A través de la resolución 1 del 10 de mayo 2016 ordenó un relevamiento de todas las causas donde la OA era querellante para ver si cumplían con los requisitos para mantener al organismo allí o desistir. Los criterios fueron los siguientes: “aquellos casos en los que la participación de la Oficina Anticorrupción reconozca como único fin el coadyuvar al impulso de la acción penal o la satisfacción de la pretensión punitiva, sin otro objetivo estratégico o de política institucional. Por otra parte, la función promotora de la acción en procesos ya radicados ante los tribunales federales es complementaria de similar actividad llevada a cabo por los representantes del Ministerio Público Fiscal, sus unidades especializadas y demás organismo de la Administración con facultades de representación (Procuración General del Tesoro, Unidad de Información Financiera)”. Para Alonso, había que establecer prioridades porque los recursos de la OA son limitados y entre los criterios estaba que no hacía falta continuar si el fiscal o la UIF seguían como querellantes.

Los motivos que daba “tecnicamente no es delito” Alonso son prácticamente los mismos que esgrimió Crous, que de hecho citó esa resolución 1 del 2016. Pero hay una diferencia: Alonso se bajó de 44 juicios e incluso dijo en televisión que durante su gestión no iba a investigar a los funcionarios de Macri; Crous, que sí es abogado, desistió de 3 causas vinculadas en torno a los hoteles de CFK donde eso no afecta la continuidad del juicio ya que tanto el fiscal como la UIF lo impulsan.

El Destape revisó los juicios de los que desistió Alonso. La lista incluye los siguientes:

Una de las más importante es la causa Tandanor, la privatización irregular de los Taller Navales Dársena Norte que significó una pérdida de 53 millones de dólares para el Estado. Alonso se bajó de esa causa el 1 de julio de 2016, a través de la resolución 287. Estaban acusados Érman González, Oscar Camilión y varios funcionarios menemistas. Finalmente, en 2020 varios de ellos fueron condenados. Curiosidad: la causa Tandanor fue otra de las cajoneadas durante años por Claudio Bonadio. Coincidencia, o en realidad no.

Hay 10 causas contra Alderete, presidente del PAMI entre 1997 y 1999, por administración fraudulenta. Los jubilados no eran prioridad del macrismo, ni en Anses ni en la OA.

El caso Siemens, en el que estaban involucrados Menem y Corach, entre otros, fue otra de las dadas de baja en 2016, en este caso por la resolución 288. También se retiró de una causa por enriquecimiento ilícito contra Menem, Zulema y Sulemita, entre otros. La investigaba el juez Norberto Oyarbide.

En 2016 Alonso se retiró de una causa en la que se investigaba a Maria Julia Alsogaray por defraudación contra la administración pública.

En 2017, en otro proceso por malversación de fondos públicos en los que estaban involucrados Menem, Cavallo y Granillo Ocampo, la OA macrista no interpuso un recurso extraordinario para que se revea la decisión de salvar a Augusto Rodríguez Larreta (hermano de Horacio) y otros. Otra relevante fue la investigación por defraudación contra la administración pública en la licitación por el puerto de Santa Fé y Río de la Plata.

Alonso se retiró en 2018 de la causa por coimas en las prórrogas de las concesiones de Cerro Dragón y Chulengo en Chubut obtenidas por Oan American Energy.

Resulta llamativo también que “técnitamente no es delito” Alonso desistió de dos causas contra Julio De Vido.

 

 

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►