26 de agosto, 2021 | 09.20

Elecciones 2021: la guerra fría entre Macri y Patricia Bullrich recalienta Córdoba

Florencia Arietto trató de tibio a Mario Negri. Desde la UCR le respondieron que “no es bueno que una persona de otra provincia venga a Córdoba a sembrar discordia”. Luis Juez criticó el porteñocentrismo de Arietto y Macri.

Florencia Arietto, en su rol de alter ego de su jefa política Patricia Bullrich llegó a Córdoba y disparó fuego amigo contra Mario Negri, el jefe del interbloque de Juntos por el Cambio en Diputados y candidato a senador por la lista apadrinada por el ex presidente Mauricio Macri: “Hay distintos roles, como en la guerra: hoy es el momento de los ‘comandos’, de los entrenados para romper las líneas enemigas. Este es el momento de Luis Juez, no de Mario. Gente con decisión de coraje de enfrentar a este kirchnerismo que tiene un plan desde hace 18 años. A Negri no lo he visto tomar decisiones potentes en contra del kirchnerismo”, dijo la ex funcionaria del Ministerio de Seguridad.

Los dichos de Arietto visibilizan la fuerte interna por el poder en el manejo del PRO y su línea política e ideológica entre el ex presidente Mauricio Macri y su ex ministra de Seguridad, Patricia Bullrich: mientras el ex Presidente está totalmente desdibujado y el macrismo se cobijó bajo el paraguas de Horacio Rodríguez Larreta; la ex ministra y actual presidenta del PRO se nutre de elementos de extrema derecha y un discurso de mano dura.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

En un acto junto al diputado Luis Juez y al concejal Rodrigo de Loredo –encabezan las boletas para senador y diputado, respectivamente, de una de las cuatro listas de la alianza derechista en Córdoba-; Arietto se despachó: “Desde el equipo de Patricia (Bullrich) nos parece que la lista (de Juez y De Loredo) es la adecuada porque representa a la Córdoba del bastión antikirchnerista. Es el momento para que los que no son tibios representen los intereses de los cordobeses”.

Arietto señaló que desde el espacio de Bullrich “lamentan” el apoyo de Macri a Mario Negri y al ex secretario de Turismo, Gustavo Santos: “Le da de comer al peronismo”, acusó. Y le apuntó a Negri: “Mario va a tener que explicar por qué con su trabajo fenomenal en Diputados rompió la lista de unidad. Ni siquiera unió al radicalismo”.

Se calentó la interne en Córdoba

La disputa no quedó en Córdoba y el presidente de la Coalición Cívica nacional y diputado, Maximiliano Ferraro, salió al cruce de Arietto y bancó a Negri: “Estimada @florenciarietto, quizás no tengas claro la importancia de @marioraulnegri en el espacio en que estás ahora. No sólo es uno de los garantes de la unidad de Juntos por el Cambio sino que condujo con hidalguía a los 115 diputados de nuestro espacio”. La jefa de Ferraro es Elisa Carrió, aliada histórica de Mario Negri desde la época en que ella aún militaba en la Unión Cívica Radical.

El propio Luis Juez le bajó el precio a las declaraciones de Arietto y a la vez criticó a Macri por apoyar a Negri: “En Córdoba tenemos una fuerte presencia de dirigentes territoriales. A los cordobeses no nos gusta cuando los porteños nos dicen desde su centralismo lo que tenemos que hacer en Córdoba. No caen bien estas declaraciones, como tampoco cayó bien cuando el ex Presidente se metió en la interna de Juntos por el Cambio de Córdoba”.

El ex intendente cordobés, diputado de Juntos por el Cambio y líder del Frente Cívico le dijo a El Destape: “Hice lo imposible por la unidad. Le dije a Macri que teníamos que tener una lista de diputados encabezada por un dirigente radical, porque vamos a enfrentar a dos peronismos con muy fuertes candidatos, como la esposa de Schiaretti (Alejandra Vigo) y Natalia de la Sota, por un lado; y el kirchnerismo, que va con Carlos Caserio y Martín Gill, por otro”. Juez agregó que le propuso al ex presidente que la boleta de diputados la encabezara De Loredo, pero Macri insistió con Santos.

Las encuestas contratadas por ambos sectores de Juntos por el Cambio dan un empate técnico o una ventaja leve para según quién las pague; tercero aparece el radical alfonsinista Dante Rossi que encabeza la boleta de Diputados y lleva de senadora a la ex diputada de la Coalición Cívica, Griselda Baldata. Ultimo aparece en los sondeos el ex mestrista Javier Bee Sellares para senador, que lleva de diputada a la ex socialista y referente derechista Laura Sesma.

El presidente de la UCR de la Provincia de Córdoba, el negrista Marcos Carasso, también le respondió a Arietto: “Lamento muchísimo que la señora Arietto haya venido a Córdoba a decir cosas que no son ciertas. Nosotros cuidamos la unidad de Juntos por el Cambio, transitamos un proceso electoral con respeto y altura porque hay que derrotar al kirchnerismo, no a los dirigentes que lo han enfrentado desde que nació”, dijo el dirigente e intendente de la sureña General Cabrera.

Carasso aseguró que “no es bueno que una persona de otra provincia venga a Córdoba a sembrar discordia, ya que la competencia interna viene dándose en los mejores términos. Yo le pediría a la señora Arietto que cuide más sus palabras cuando es enviada a hacer campaña a otra provincia, porque creemos fundamental preservar la unidad de Juntos por el Cambio y no hablar mal de ningún radical”.

El titular de la UCR cordobesa reivindicó a su jefe: “Mario Negri, como otros diputados, ha dado una batalla sin tregua contra los embates del kirchnerismo, pretender negarlo es ridículo y los cordobeses lo saben. Nunca pasó ni cerca de ellos, al contrario. Ha dado sobradas muestras de coraje y de fuerza, atributos que ejerce sin decirlo, con humildad, y eso es motivo de orgullo para nosotros y para muchísimos cordobeses”.

El dedo de Macri disparó todas las críticas

En mayo pasado, Mauricio Macri había impuesto al desconocido Gustavo Santos como su candidato a senador. Mario Negri y el ex intendente cordobés, Ramón Javier Mestre, cerraron filas y le pusieron freno. Y Luis Juez avanzó más: “Soy candidato a senador por Juntos por el Cambio o por el Frente Cívico”. Golpeado por la respuesta de sus aliados cordobeses, Macri, devaluado en la opinión pública nacional y cordobesa, bajó a Santos a la grilla de diputados.

Este último domingo, el ex presidente aseguró en el programa La Cornisa que apoya la lista que lleva a Mario Negri para senador y a Gustavo Santos para diputado: “Este es el equipo que está para empujar en Córdoba. Son toda gente valiosa. Santos es un perfil con el cual yo trabajé. Fue una sorpresa agradable, porque yo no lo conocía, lo convoqué por su historia. Y con Mario batallamos duro, él tuvo que conducir el bloque los cuatro años en minoría. La verdad es que creo que es un muy buen equipo”, declaró Macri en tevé.

Antes, en la radio derechista Cadena 3 de Córdoba, el líder del PRO había adelantado su apoyo a la dupla Negri-Santos, como respuesta a la llegada del bullrichista Maximiliano Guerra para apoyar a Juez y De Loredo: “Me une una mayor relación con Santos por el trabajo para el impulso del turismo en la Argentina. También con Negri con un rol muy importante, es un gran presidente del interbloque. Ellos dos forman un excelente equipo y tienen todo mi apoyo y confianza para esta elección y, en particular, Santos para darle una alternativa a todos los cordobeses”.

Mario Negri agradeció el espaldarazo de Macri: “¡Gracias @mauriciomacri por el apoyo a la lista de #JuntosXCordoba! Trabajé #CodoACodo con vos desde un Parlamento en minoría defendiendo la Argentina que amamos. Con @GustavoSantosOk vamos a luchar para que el país deje atrás el populismo y abrace el desarrollo”, tuiteó el diputado y candidato a senador. Su compañera de boleta, la diputada del PRO Soher El Sukaria, también agradeció el apoyo del ex Presidente: “Orgullosa de estar acá, en el mismo lugar de siempre, con los mismos valores y convicciones que el primer día”.

Mientras que Gustavo Santos, un radical que fue cobista en la época en que Julio Cobos fue vicepresidente de Cristina Fernández; después pasó al delasotismo y el schiarettismo para terminar siendo macrista aunque nunca se desafilió ni lo echaron de la UCR, tradujo lo que quiso decir Macri: “El apoyo incondicional de Mauricio es hacia todos los cordobeses. El ex Presidente siente a Córdoba como su casa, así me lo hizo saber y sentir durante toda la gestión que compartimos. Trabajamos codo a codo para que Córdoba tuviera un crecimiento inédito en todos los sentidos”.

También, Santos blanqueó el acuerdo que tienen Mauricio Macri con el gobernador cordobés Juan Schiaretti: “Córdoba es el modelo de país que soñamos. Mauricio lo sabe y así lo siente. Desde acá empezó todo y desde acá, otra vez, volverá a empezar”.

El ex secretario de Turismo de Cambiemos entre 2015 y 2019 trajo a Córdoba el explícito apoyo del ex Presidente: el ex secretario privado de Macri, Darío Nieto, investigado por el escándalo del espionaje ilegal; y el ex secretario General de la Presidencia, Fernando de Andreis están al frente de la campaña de Negri/Santos.

Nieto ya estuvo en Córdoba en 2015, monitoreando la campaña presidencial de Cambiemos, y tejió una red de relaciones con periodistas y empresarios de medios cordobeses. Además de comandar la campaña de Negri, buscará inmunidad e impunidad en la Legislatura porteña, donde va de candidato a legislador para lograr fueros.

Un Juez para Cristina

Como en todo el país, el centro de la campaña de Juntos por el Cambio no son las propuestas ni un programa legislativo, sino las críticas a la vicepresidenta Cristina Kirchner. Luis Juez, diputado que busca saltar al Senado y líder del Frente Cívico recorre Córdoba, el distrito más antikirchnerista del país con su slogan “Un Juez para Cristina”.

Hace dos semanas, Maximiliano Guerra desembarcó en Córdoba en su rol de “embajador cultural” del PRO y apoyó a la dupla Juez-De Loredo: “Esta lista tiene la fuerza, es aguerrida, ideas claras y franquezas; transparencia y honestidad; es un reflejo de Patricia. Pone las cosas en blanco y negro, sin grises”, dijo el operador de Patricia Bullrich.

La presidenta del PRO no tiene tropa propia en la mayoría de los distritos y tuvo que bajar su candidatura en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) cuando quiso a ir a internas contra María Eugenia Vidal. En Córdoba intentó seducir al youtuber extremista Eduardo “El Presto” Prestofelippo, pero el personaje de las redes no tiene domicilio en esta provincia. Acuciada por la falta de tropa, Bullrich se alió a Luis Juez, que tiene su partido Frente Cívico, militancia, cuadros medios y un piso nada despreciable que ronda entre el 12% y el 15%.     

LA FERIA DE EL DESTAPE ►