Entre Ríos: como a nivel nacional, Bordet se sumó al "triunfo en la derrota"

El gobernador valoró la agilidad del escrutinio, los dos diputados mantenidos y haber ganado en Feliciano. Una de las incógnitas pasa por si Cresto asumirá o no la banca como diputado electo. Con el triunfo, Frigerio se posiciona de cara a 2023.

16 de noviembre, 2021 | 21.18

Las Elecciones Generales del domingo no trajeron mayores sorpresas en Entre Ríos. La alianza Juntos por Entre Ríos -denominación local adoptada por Juntos por el Cambio- se impuso cómodamente al Frente de Todos, con una diferencia aún mayor a la de las PASO, aunque por una brecha menor a la que habían anticipado algunos consultores y dirigentes del espacio. De ese modo, de las cinco bancas de la Cámara de Diputados de la Nación que había en juego, tres serán para la oposición y dos para el oficialismo. Así las cosas, no habrá cambios en la composición de los nueve legisladores entrerrianos de la Cámara Baja: cinco por JxC y cuatro por el FdT. Es decir, la misma que habrá hasta el 10 de diciembre de este año.

La estrategia puertas afuera del Frente de Todos en Entre Ríos, luego de la derrota, fue la de minimizar el impacto. El gobernador Gustavo Bordet habló poco después de conocerse los primeros resultados, valorando la agilidad del escrutinio, los dos diputados mantenidos y haber ganado en Feliciano. El departamento del norte fue el único de los 17 donde no se impuso la boleta de Juntos por el Cambio. Luego de eso saludó a los opositores y llamó a seguir "trabajando por los entrerrianos". Cresto, en línea con lo expresado también por Victoria Tolosa Paz, ensayó el "a veces se gana en la derrota". No mucho más. Algunas preguntas de la prensa y se apagó la luz. Este lunes el gobernador anticipó cambios en el gabinete, pero a fin de año.

Una de las incógnitas pasa por si Cresto asumirá o no la banca como diputado electo. En contacto con Radio UNER, el concordiense dijo que él estará "donde el peronismo lo ponga". Es decir, no renunciará al Enohsa y no expresó abiertamente que vaya a ser legislador. Todo indica, supo El Destape, que no irá al Congreso. De ese modo, le abrirá la puerta a Tomás Ledesma, tercer candidato de la lista. El joven militante paranaense de La Cámpora, actualmente funcionario del Ministerio del Interior, sería quien iría el 10 de diciembre a jurar con Carolina Gaillard, reelecta como diputada en segundo término. Se irá del Congreso, por otro lado, la concordiense Mayda Cresto, hermana de Enrique. Si bien no está confirmado, podría encargarse de un Ministerio provincial en 2022.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Por otro lado, Rogelio Frigerio fue el gran ganador de la elección. El exministro del Interior cosechó el 54,52% de los votos, con 432.314 apoyos. De ese modo, la oposición sumó 33.659 acompañamientos más que en las PASO (398.655, divididos en las tres listas que compitieron) y casi tres puntos porcentuales: había obtenido el 51,7%. Fue, incluso, con más gente votando: la participación subió del 72% a casi el 75%.

"Es un triunfo de todos los entrerrianos. Todos tomamos esto con una tremenda responsabilidad. Sabemos lo mal que la está pasando la gente. Estamos atravesando la peor crisis, sin dudas la peor desde 2001. Esto nos obliga a trabajar por lo que le quita los sueños a los entrerrianos", destacó Frigerio, cerca de las 22.30 del domingo, desde el Salón Coliseo de Paraná. Y agregó: "Quiero agradecerle a mi familia y a la militancia de cada rincón de la provincia. Esa militancia que no entró en el barro, que no entró en el agravio. No somos todos iguales y que se puede hacer política de otra manera en Entre Ríos. Que nuestra gente no haya bajado los brazos, que siga creyendo, que siga pensando que hay luz al final del camino, me hace creer en un futuro mucho mejor para nuestra provincia. Podemos salir del estancamiento e ir hacia el desarrollo".

Con esta victoria, Frigerio se posiciona claramente como la figura predominante de la oposición en Entre Ríos. Esa que no tenía desde que Alfredo De Ángeli casi conquista la Gobernación en 2015, siendo derrotado por estrecho margen por Gustavo Bordet, reelecto en 2019. El exministro del Interior no esconde su ambición de arribar al cargo en 2023. Y esta victoria lo deja bien parado por partida doble: por un lado, es sin dudas el único con condiciones para llegar a ese cargo dentro de la coalición; pero además sepultó -en apariencia- las ambiciones de Enrique Cresto. El concordiense era la figura a la que el peronismo apostaba para darle continuidad a lo que serán en 2023, 20 años ininterrumpidos de peronistas concordienses en la Casa Gris. Con esta derrota, el actual director del Enohsa parece relegado en la carrera hacia el Ejecutivo.

Junto a Frigerio, entrarán a la Cámara de Diputados de la Nación los radicales Marcela Ántola y Pedro Galimberti. La primera será un alfil del senador Martín Lousteau en la Cámara Baja, dado que está enrolada en el espacio Evolución, que el legislador porteño conduce dentro de la UCR. El otro deberá dejar la Intendencia de Chajarí para asumir su banca. Expresidente del radicalismo entrerriano, Galimberti representa a un sector del centenario partido diferenciado de la Corriente Illia, mayoritaria en los últimos años, y conducida por uno de los que dejará de ser diputado el 10 de diciembre: Atilio Benedetti. De hecho, el presidente municipal, en las PASO, fue con lista propia. Su buena performance le permitió colar su nombre en la nómina Frigerista y relegar al quinto lugar al propio Benedetti, ganando la pulseada interna.

Junto a Benedetti, dejarán su cargo Jorge Lacoste, exintendente de Sauce de Luna encolumnado en el espacio de Galimberti dentro de la UCR; y Alicia Fregonese, una espada que Frigerio colocó en el Congreso en 2017, cuando Juntos por el Cambio -entonces Cambiemos- derrotó al justicialismo por 17 puntos en las elecciones intermedias de aquel año.

Mejora del FdT pos PASO

Los números de la provincia reflejan, objetivamente, que el FdT aumentó su caudal de votos. El 31,64% del domingo, con 250.895 votos, significó un aumento de 23.653 apoyos en relación a las PASO, cuando obtuvo 227.242. En cuanto al porcentaje, pasó del 29,5% al 31,6%. Sin embargo, cayó derrotado en lugares donde históricamente se imponía. El caso más emblemático es Concordia, donde la oposición logró una elección histórica: 53% a 34%. Lo más llamativo es que, mientras Frigerio sumó ocho mil votos; Cresto, que es intendente de la ciudad y tomó licencia para irse al Enohsa, sacó más de mil votos menos que en las PASO. Claramente todo un mensaje.

En Paraná se registró otra paliza significativa: 52% a 26%. Hubo más de 55 mil votos de diferencia, que podrían haber sido todavía más de no ser que Lucía Varisco -hija del fallecido exintendente radical de Paraná, Sergio Varisco- decidió competir con el sello del partido FE, por fuera de JxC. La actual diputada provincial quedó tercera en la capital (15.541 votos) y quinta en la provincia, con 24.217 acompañamientos.

En un escenario muy polarizado, la tercera fuerza en la provincia fue el Partido Conservador Popular, que alcanzó los 29.340 votos. Detrás se ubicaron la Nueva Izquierda (27.940); FE (24.217); el socialismo (16.769) y el Nuevo MAS (11.442).

Resta saber cómo hará el justicialismo para rearmarse. Muchos dirigentes de la vieja guardia del PJ se fueron con Frigerio. Aseguran que no tuvieron cabida en el armado del justicialismo, cuya Carta Orgánica aún no integra minorías. Fueron recibidos con los brazos abiertos por el exministro. Otros no se fueron, pero piden que haya un proceso interno que renueve autoridades y, sobre todo, el entusiasmo para los dos años que se vienen por delante. Bordet, hasta el momento, no se ha referido al tema.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►