La Cámara de Diputados retorna la presencialidad con un nuevo protocolo

El presidente del cuerpo, Sergio Massa, firmó una resolución que pone fin a las sesiones virtuales. Sin embargo, permite la posibilidad de que las comisiones continúen con teletrabajo.

23 de septiembre, 2021 | 18.45

Ante la baja sostenida de casos de COVID-19 en todo el país y con la estabilización de la ocupación de camas, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, firmó la resolución por la cual se retornará a la presencialidad en las sesiones. También se mantendrá la posibilidad de que las comisiones tengan un teletrabajo. Es muy probable que el Senado adopte la misma postura.

La resolución determina que se establecerá el Protocolo para el Funcionamiento Parlamentario con Recinto Protegido “con el total de miembros que componen la Honorable Cámara de Diputados de la Nación”. De esta forma, se eliminaron las sesiones virtuales que estaban en el recinto y se volverá a trabajar de manera presencial en el Congreso tal cual se llevaba adelante antes de la declaración de la emergencia sanitaria por COVID-19. La última sesión había sido en febrero de 2020 cuando se trató el tema de jubilaciones de privilegio a los jueces.

Entre los puntos en la resolución que firmó Sergio Massa está que, por ejemplo, se necesita un test de PCR por hisopado nasofaríngeo o por saliva en las 72 horas previas al inicio de la sesión o un test rápido antigénico en las 48 horas previas al inicio de la sesión. Entre las excepciones están las personas con Inmunodeficiencias; Pacientes oncológicos y trasplantados y personas embarazadas. 

La decisión de Sergio Massa había sido comunicada a las autoridades de bloques. En este sentido, hubo una reunión justamente entre Massa, y los titulares de los bloques del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio, Máximo Kirchner y Mario Negri respectivamente. El posible temario para la próxima sesión incluye la ley ovina, la autorización para la salida e ingreso de tropas para los ejercicios conjuntos con otros países y el proyecto de etiquetado frontal.

El sistema implementado a través de un protocolo desde mayo de 2020 establecía que solo iban a estar en el recinto no más de 50 legisladores, mientras que el resto lo haría en forma virtual, y la votación debía hacerse por un sistema Red Privada Virtual (VPN). Este protocolo, que provocó algunos cortocircuitos entre el oficialismo y la oposición, se fue modificando a lo largo del año a medida que fue cediendo la cantidad de contagiados y se avanzó en la vacunación contra el coronavirus.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►