Dólar a $ 73 y el negocio del hambre | El Destape con Roberto Navarro Suscribite

X

Una familia tipo porteña propietaria de vivienda necesitó en abril un ingreso de $29.304,13 para cubrir los gastos de la Canasta Básica Total y no ser pobre, informó el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Según las estadísticas oficiales, ese mismo hogar precisó contar con una entrada mensual de $14.365,68 para hacer frente a la Canasta Básica Alimentaria y no quedar por debajo de la línea de indigencia.

La Canasta Básica registró de ese modo un incremento de 57,5% con relación al mismo mes del año pasado, mientras que la suba respecto de marzo fue de 3,4%.

Por su lado, la Canasta básica para una familia que no alquila registró un avance de 61,1% frente a abril de 2018; mientras la variación contra marzo fue del 2,4%.

En el caso de un hogar integrado por una pareja económicamente activa y no propietarios de la vivienda, el costo de la CBT fue de $21.132,74 en abril, al registrar un ajuste de 55,2% en comparación con el mismo mes del 2018.

Para no caer en la categoría de indigente, necesitó contar con $8.713,61 en abril tras aumentar 61,1% en la medición interanual.

Para una pareja que es propietaria de la vivienda, el costo de la CBT, que delimita la línea de pobreza, tuvo un valor de $17.273,12; mientras que la CBA costó $8.713,61.

El informe elaborado por la Dirección General de Estadística y Censos (DGEyC) de la Ciudad de Buenos Aires dio a conocer también que en el caso de un hogar compuesto por una pareja de adultos mayores con casa propia, el ingreso necesario fue de $14.755,34 para evitar ser pobre.

A su vez, precisó un monto total de $7.253,49 para no ser considerado indigente.

El sondeo se refirió también al "intervalo de ingreso total familiar teórico por estrato" para una familia tipo propietaria y señaló que el sector medio, denominado también "clase media" se encontró entre $45.956,89 y $147.062,03.

En esta nota