El periodista ultramacrista Jorge Lanata volvió a quedar al descubierto luego de que el ex dueño de la financiera SGI, Federico Elaskar, confesará que mintió en el programa Periodismo para Todos para vincular al kirchnerismo con una causa de lavado de dinero. Sin embargo, no es la primera vez que el conductor ultraoficialista es desmentido en la Justicia: al menos tres declaraciones lo comprometen.

Embed

Miriam Quiroga y la pericia que desmiente a Lanata

En 2013, una mujer llamada Miriam Quiroga se presentó en el programa del conductor oficialista Jorge Lanata para denunciar que había sido secretaria del ex presidente Néstor Kirchner y que habría visto cómo bolsones de dinero llegaban a la oficina de Casa Rosada. Dos años después, la Justiciadesestimó la denuncia ya que no había pruebas.

Frente a la falta de pruebas, el magistrado –que incluso hizo una inspección ocular de la Casa Rosada– advirtió que Quiroga nunca fue secretaria de Kirchner, que su oficina no estaba enfrente sino a 70 metros de la del santacruceño, que ella misma dio marcha atrás y dijo que sólo una vez vio un bolso, pero que no sabe si tenía dinero y que, para colmo, fue desmentida en forma lapidaria por un policía federal, que fue su pareja en la época de los hechos.

El condenado Martín Lanatta confiesa que lo usaron para la campaña contra Aníbal Fernández

El Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 de La Plata juzgó a los hermanos Christian y Martín Lanatta y contra Víctor Schillaci por la fuga en diciembre de 2015 del penal de General Alvear, donde cumplían condena a prisión perpetua por el triple crimen de General Rodríguez.

"Nos usaron para las elecciones, para perjudicar a Aníbal Fernández. Era más peligroso estar en la cárcel que escaparse. Si no me retractaba de las acusaciones me iban a matar", señaló Martín Lanatta, el primero en hablar ante el Tribunal presidido por el juez Juan José Ruiz.

"Primero, nos hicieron esa nota arreglada para el programa de Lanata, donde tenía que meter a Aníbal Fernandez en la causa de General Rodríguez", dijo Lanatta al juez Ruiz, sin explicar quién lo había obligado.

Salerno, la morsa no era Aníbal Fernández

El ex policía José Luis Salerno, que en el programa de Jorge Lanata vinculó al entonces jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, al narcotráfico y al triple crimen de General Rodríguez, "desmintió en la Justicia todos sus dichos".

"Creí que al decir eso me conseguían la defensa", afirmó Salerno en su declaración ante la Justicia, en la que agregó que "en la entrevista se hizo mucho hincapié en nombrarlo a Aníbal Fernández" y que "las preguntas iban dirigidas a eso".

Elaskar, el financista manipulado por Lanata

Federico Elaskar, ex dueño de la financiera SGI, confesó que incriminó mediáticamente al gobierno de Cristina Kirchner en una causa por lavado de dinero, porque el periodista del Grupo Clarín Jorge Lanatay el líder del sindicato gastronómico, Luis Barrionuevo, le "llenaron la cabeza".

"A mí, Luis Barrionuevo y Jorge Lanata me llenaron la cabeza diciéndome que Lázaro Báez me quería matar. Y como yo creía que Báez me debía cuatro millones de dólares, pensé que era cierto que me quería matar. Yo tenía 25 años y acepté decir en televisión lo que ellos me dijeron que dijera. Fue una operación política contra el gobierno de Cristina, porque querían instalar que el dinero era del kirchnerismo", sostuvo.

En esta nota