Un policía de Oklahoma protagonizó un brutal episodio al dispararle dos veces con una pistola taser a una anciana de 65 que se negó a pagar una multa de 80 dólares.

La agresión quedó grabada por una cámara que portaba el oficial en su indumentaria. Allí se puede ver como en un principio la mujer, identificada como Debra Hamill, intentó escapar para no pagar por tener una luz trasera rota y no ser arrestada, aunque luego se detuvó y el oficial la bajó de su vehículo violentamente.

Frente al intento de detención, la mujer buscó resistirse y pateó al efectivo, que de inmediato accionó la pistoal taser contra Hamill. Entre medio de la sirena policial, el video también capta los gritos de la mujer ante el efecto de la descarga eléctrica.

 

 

Tras el primer disparo, el policía le pidió a Hamill que pusiera las manos en la espalda pero, aturdida, la mujer no respondió y el oficial disparó de nuevo.

El video causa un impacto especial en los argentinos, ya que en mayo pasado fue reglamentado el uso del arma por insistencia de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.