Quién es la flamante presidenta de FADeA, encargada de su reconstrucción

La científica Mirta Iriondo ocupará el cargo que dejaron los funcionarios macristas ex empleados de Fiat. 

21 de enero, 2020 | 08.30
Quién es la encargada de la reconstrucción de FADeA | Córdoba

Mirta Iriondo, una científica reconocida en Córdoba es la nueva presidenta de la Fábrica Argentina de Aviones “Brigadier San Martín” (FAdeA) y reemplaza a los funcionarios macristas llegados desde la automotriz italiana Fiat Chrysler Automobiles (FCA).

La presentación de Iriondo como nueva titular de la FAdeA se realizó este lunes en un sencillo acto realizado en la fábrica enclavada en el sur de esta Capital, en el camino hacia Villa Carlos Paz. El ministro de Defensa, Agustín Rossi, envió a la secretaria de Ciencia, Tecnología e Industria para la Defensa, Daniela Castro, para poner en funciones el nuevo directorio, que estará integrado además de Mirta Iriondo, por Franco Giuggioloni como vicepresidente y como directores el abogado Horacio Viqueira y el brigadier de la Fuerza Aérea, César Cunietti.

Franco Giuggioloni, docente del Instituto Universitario Aeronáutico (IUA), ya fue vice de FAdeA entre 2013 y 2015; y fue consultor del Ministerio de Defensa. Mientras que Viqueira fue director de la fábrica entre 2009 y 2013.

“La idea es la continuidad de los proyectos que ya tiene FAdeA en marcha. Vamos a potenciar el capital humano de esta fábrica, una de las más importantes de América latina”, coincidieron los funcionarios.

“Actualmente FAdeA tiene sólo el 30% de su capacidad ocupada”, advirtió la flamante presidenta y agregó: “Vamos a seguir con los mismos proyectos estratégicos, incorporar nuevos, y buscar nuevas oportunidades de negocios para esta fábrica tan querida por todos los cordobeses”.

Los directivos PRO, sólo privilegiaron los negociados con Flybondi y Latam, las empresas  ligadas al ex ministro Guillermo Dietrich y el presidente pinochetista Sebastián Piñera.

Mientras que Iriondo privilegia una política de Estado a largo plazo, priorizando la empresa de bandera como Aerolíneas Argentinas, además de salir a ofrecer productos al mercado Sur-Sur.

Durante el gobierno derechista de Mauricio Macri, la Fábrica Argentina de Aviones “Brigadier San Martín” fue copada por ex directivos de Fiat Auto Argentina –hoy es Fiat Chrysler Automobiles (FCA)- la automotriz en la que el presidente Mauricio Macri y el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, trabajaron durante años. Incluso, Franco Macri, el fallecido padre de Mauricio fue presidente de SEVEL (Sociedad Europea de Vehículos para Latinoamérica), una sociedad argentina armada por los italianos del Grupo Fiat y los franceses de Peugeot para vender vehículos en América Latina.

En abril de 2016, la riojana Cristina Salzwedel, la primera presidenta de FAdeA durante el gobierno de Cambiemos presentó una minuciosa auditoría para evaluar en el estado en el que se encontraba la principal fábrica aeronáutica del país.

Con los sucesores de la radical Salzwedel, puestos en un acuerdo entre Macri y el CEO de FCA, Cristiano Ratazzi, la planta prácticamente se privatizó. Primero, Macri nombró como presidente la mayor fábrica de aviones del país al empresario lácteo y dirigente de la Unión Industrial de Córdoba (UIC) Ércole Felippa. Luego, le entregó el control de FAdeA a FCA, con la designación en diciembre de 2017 de Antonio Beltramone como nuevo presidente de la fábrica “Brigadier San Martín”, quien asumió en enero de 2018. Formado como administrador de empresas en la Universidad Católica de Córdoba (UCC) y con un MBA, Beltramone llegó a director Financiero de FCA, pero en 2016 ya había pasado por FAdeA como gerente general.

Durante el macrismo, el vicepresidente y gerente General de la fábrica de aviones fue otro hombre que responde al empresario y fiscal de mesa macrista Rattazzi: el ingeniero mecánico Alejandro Solís, ex director Industrial de Fiat y ex presidente de la autopartista Dayco. Otro ex Fiat-FCA es el gerente de Calidad de FAdeA: César Quiñones, quién trabajó en el grupo italiano durante 22 años y pese a ser ingeniero aeronáutico, no se dedica a la aeronáutica.

En octubre de 2017, con FAdeA paralizada; el ministro de Defensa, Oscar Aguad presentó orgulloso la compra a EE.UU. de los primeros cuatro aviones Texan II de entrenamiento para la Escuela de Aviación Militar con sede en Córdoba: “Es un gran esfuerzo que ha hecho la Nación, el Gobierno, el país entero, para que nuestros pilotos puedan volver a tener aviones de entrenamiento de un nivel medio, que era una necesidad vital”, dijo el ministro Aguad. Y agregó: “Llevó un tiempo largo, no ha sido fácil hacer esta compra”, dijo el cordobés Aguad.

La Escuela de Aviación Militar y FAdeA están separadas sólo por un alambrado perimetral; por lo que los aviones que necesitan los pilotos argentinos para entrenarse, bien podrían haberse fabricado en Córdoba a bajo costo y no desembolsar más de US$ 120 millones como se hizo para comprar 12 unidades a EE.UU.  

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

¿Querés recibir notificaciones de alertas?