El precandidato a jefe de gobierno de la Ciudad por el Frente de Todos, Matías Lammens, enfatizó en que no se identifica ni con el kirchnerismo ni con el peronismo y que, de definirse políticamente, sería “progresista” aunque defendió muchas de las políticas llevadas acabo durante la anterior gestión.

Durante una entrevista con Luis Novaresio en LNE, el dirigente de San Lorenzo destacó algunos logros de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, aseguró que no es peronista pero aclaró: "Reivindico muchas cosas del peronismo, pero me defino como progresista. Me gusta mucho lo que el socialismo ha hecho, en términos de salud y educación, en la provincia de Santa Fe. Además, tengo un aprecio personal por Miguel Lifschitz", aseguró.

“No tuve militancia política. siempre tuve inquietud, formación y estuve en un colegio muy politizado como el Nacional Buenos Aires. Después fui a la UBA, me formé como abogado y tuve inquietud, pero nunca militancia”.

"Ni kirchnerista ni antikirchnerista. Hay que buscar una relación equilibrada porque hay muchas cosas que celebro del kirchnerismo, como los 5 millones de empleos en 10 años, el desendeudamiento, lo que han hecho con el ministerio de Ciencia y Técnica, la AUH. Hay muchas cosas para destacar y otras que no me gustaron”, agregó.

Además, el candidato enfatizó en que está a favor del aborto y la legalización de la marihuana: "Hay que estudiar lo que pasó en Uruguay. Me parece una hipocresía que haya gente presa por fumar un porro. Satura el sistema penitenciario y alimenta al narcotráfico".

"Estoy a favor de la legalización del aborto, no se debe abordar con los pañuelos sino como una cuestión de salud pública. El tema del aborto es un tema central, porque es un tema de derechos. El feminismo y sus reclamos son la nueva Justicia Social argentina. Es admirable y transversal la marcha", dijo.