Roberto Navarro, Víctor Hugo y el primer debate presidencial Suscribite

X

Así como lo suele hacer en su programa de televisión, la conductora Susana Giménez derrapó en sus redes sociales. Envió un mensaje de agradecimiento a una marca por Whatsapp, cuando tenía que hacerlo por Twitter.

La diva le envió una de sus colaboradoras, donde debía agradecer a un hotel por el hospedaje de la ella y su hija, Mercedes, en las Cataratas del Iguazú.  En medio de su recorrida, la nombraron "Huésped de Honor".

La intención era que Susana copie el mensaje en su cuenta de Twitter, pero la conductora tomó captura y lo subió directamente, sin siquiera borrar el nombre de la remitente, dejando en clara evidencia que ella no lo escribía y que sólo lo subía para, probablemente, pagar el canje de la estadía.

Minutos más tarde, y casi sin darse por aludida, Susana subió otro agradecimiento, esta vez escrito. Sin embargo, no borró el anterior y no se dio por aludida.