El precandidato a jefe de Gobierno por el Frente de Todos, Matías Lammens, aseguró que no es "kirchnerista ni antikirchnerista" porque mantiene una "relación equilibrada".

En declaraciones a La Red, el dirigente de San Lorenzo habló sobre el kirchnerismo y señaló que "hay cosas que se pueden destacar como la creación de empleo, el desendeudamiento, el Ministerio de Ciencia y Técnica, la ampliación de derechos". No obstante, apuntó: "No me gustó el clima del segundo mandato de Cristina Fernández, no me gustó lo del Indec, y sí me gusta lo que hizo en salud y educación Miguel Lifschitz".

Lammens no sólo se diferenció de los candidatos presidenciales del mismo frente que integra, además se definió como "progresista".

 

 

"Tenemos que hablarle a la gente, no hablar mirando encuestas. Es difícil, es tentador, pero lo mejor que puedo hacer es mostrarle a la gente quien soy de verdad, de donde venimos, porque en Argentina el último tiempo pareciera que hay muchos políticos que están sobre coucheados", indicó.

Al tiempo que criticó la "falta de sensibilidad" de Horacio Rodríguez Larreta, su principal competidor de cara a las Elecciones 2019, por la situación de las personas que viven en las calles de la Ciudad. "Nadie discute el Paseo del Bajo, pero sí las prioridades. El empleo es una prioridad, no puede ser que la ciudad más rica de América Latina tenga 20% de pobreza", remarcó.