¿Por qué tiene que hacerse cargo un próximo gobierno del desorden energético macrista?

Una medida electoralista con alto costo para la próxima gestión.

29 de agosto, 2019 | 19.22

Tras las PASO, el gobierno de Mauricio Macri decidió postergar el aumento en las tarifas de gas para diciembre y a través de una resolución resolvió que el Estado se hará cargo del costo financiero de la medida al pagar intereses a las distribuidoras.

QUÉ LA DEVUELVAN

Mediante la Resolución 488/2019 del 23 de agosto, la Secretaria de Gobierno de Energía decidió "aprobar la metodología de diferimiento de pago de los consumos residenciales de gas natural y de propano indiluído por redes en las facturas emitidas a partir del 1 de julio de 2019 y hasta el 31 de octubre de 2019".

Agustín Gerez, investigador del Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo, indicó que "la Resolución en cuestión establece que el costo financiero del diferimiento, computado entre las fechas de vencimiento de pago original de las facturas y las de vencimiento de las facturas en las que se incluya cada cuota de recupero, será asumido por el Estado Nacional". En ese sentido, agregó que será "en carácter de subsidio, mediante el pago de intereses a distribuidoras, subdistribuidoras, transportistas y productores, conforme a una metodología a ser determinada, reconociéndose a ese efecto la tasa para plazos fijos por montos de veinte millones de pesos ($ 20.000.000) o superiores a plazos de treinta (30) o treinta y cinco (35) días, denominada TM20, publicada por el Banco de la Nación Argentina".

El diferimiento implica, para el investigador y abogado especialista en hidrocarburos, que los aumentos se postergarán hasta después de las elecciones. "Otra medida electoralista con costo para el Estado. Costo, por cierto, y como sucedió con el Decreto 466, aún desconocido", sumó.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

 



Por su parte, Federico Bernal, director del OETEC, explicó que "la semana pasada se conoció el Decreto 466 que oficializó el traspaso al Estado Nacional de la monstruosa deuda contraída por las distribuidoras con las productoras para el gas adquirido por las primeras entre abril de 2018 y abril de 2019. Ahora, el segundo salvataje, por supuesto, con aval del ente regulador".

En efecto, para el OETEC, "el 466 vino a compensar a las licenciatarias por una deuda derivada de la política energética neoliberal que ellas mismas respaldaron y contribuyeron a afianzar. Nos referimos a la dolarización de las tarifas. Y como las mismas resultan impagables, desde ya hace más de un año, la decisión del Ejecutivo fue la de postergar el 22% de la facturación de este invierno a partir de diciembre, en cinco cuotas".

"La gravedad es doble: del diferimiento y de los intereses se hace cargo el Estado, pero el Estado de un próximo gobierno", explicó Bernal. Cabe recordar que la Resolución 336 de junio de 2019 dejó en claro esta cuestión al afirmar "Que el costo financiero de este diferimiento, computado entre las fechas de vencimiento de pago original de las facturas y las de vencimiento de las facturas en las que se incluya cada cuota de recupero, será asumido por el Estado Nacional en carácter de subsidio".

 

*NOTA PUBLICADA EN OETEC

ESCUCHÁ EL DESTAPE RADIO ►