Como al inicio de su gobierno, el presidente Mauricio Macri volvió con que “en el segundo semestre” se controlará la inflación que se disparó por un nuevo ajuste en las tarifas. Además, negó que vaya a haber otro tarifazo, después de un aumento del 60% del gas y descartó cambios en su gabinete económico.

"La inflación de estos meses, con el último ajuste grande de tarifas, pegó de nuevo un rebote", reconoció el jefe de Estado en declaraciones con las radios LT2 de Rosario y Cadena 3 de Córdoba y confió en que "en el segundo semestre de nuevo se va a ir planchando".

LEÉ MÁS: Macri reconoció que subió el trabajo en negro

Además, criticó que “hay mucha gente que creyó que el gas era gratis. Siempre la energía fue cara y escasa” y se escudó que el aumento de la tarifa de gas “ha sido escalonado para llegar a pagar lo mismo que se paga en Uruguay o Chile”. “Y todavía estamos por debajo", recriminó.

"A mi me duele en el alma porque sé que para muchas familias significó dejar de hacer otras cosas", manifestó y sostuvo: "Si hubiese habido otra manera de hacer las cosas para no aumentar, lo habría hecho porque lo que más quiero es cuidar a los argentinos, y eso se hace diciendo la verdad".

Asimismo, apuntó: “El mundo entero consume la menor cantidad de energía posible y los argentinos estamos aprendiendo a consumir la menor cantidad de energía posible".

La inflación de febrero fue del 2,4% y llegó al 25,2% en doce meses, de acuerdo con las estadísticas oficiales, muy lejos de la pauta del 15% fijada por el Gobierno y el Banco Central, a la que economistas y consultoras consideran prácticamente imposible de cumplir.

Al respecto, puntualizó que la pauta corregida por el Ejecutivo y el BCRA del 15% "es un camino, un faro" y respaldó el trabajo del titular del Banco Central, Federico Sturzenegger: "Tiene la responsabilidad de combatir la inflación y lo está haciendo bien".

En esta nota