En conferencia de prensa, los trabajadores de Télam junto a los representantes de SiPreBA anunciaron una masiva movilización para el jueves 5 de junio en defensa de la libertad de expresión y contra la política de vaciamiento de Cambiemos y confirmaron que el martes irá el titular del Sistema Federal de Medios, Hernán Lombardi, al Congreso para una interpelación.

Además, anunciaron que presentaron un proyecto de Ley junto a 14 legisladores para que Télam se convierta en una agencia periodística y publicitaria con control parlamentario ya que “es indispensable sacar a la agencia del poder Ejecutivo para que esté bajo el control de una comisión permanente del Congreso.

Desde la sede de Belgrano de la agencia de noticias, los trabajadores ratificaron que continuarán con la permanencia pacífica en el edificio. “Nosotros venimos a trabajar, los funcionarios desertaron de venir al edificio y simplemente estamos aquí para defender el patrimonio del Estado, el archivo periodístico y fotográfico, porque los funcionarios abandonaron las instalaciones”, aclaró el secretario general de la Comisión Gremial Interna de la agencia Télam, Mariano Suárez.

Además, confirmaron que Lombardi irá el martes 3 de junio a las 18.30 a la reunión conjunta de comisión de Legislación y Trabajo y Libertad de Expresión para que exponga los motivos y razones para despedir a más de 350 trabajadores.

Embed

“Nos parece indispensable esa instancia por eso le pedimos a toda la prensa que esté allí y tengan un rol activo porque tenemos a un ministro que no solo despidió sino que nos miente, nos ataca e injuria con toda clase de mentiras. Queremos dar el debate público porque nosotros podemos explicar lo que es Télam, para qué sirve, cuánta plata se invierte y qué hace cada uno de los 878 trabajadores”, aseveró Suárez.

Asimismo, anunció una masiva movilización para el próximo jueves desde el Obelisco al CCK y pidió contar “con la participación de todos los compañeros que están en conflicto en los medios públicos y privados”. “No solo se trata de un conflicto laboral, sino de un conflicto por la palabra. Todos aquellos que no estén sindicalizados, les pedimos que participen”, expresó el representante gremial.

“Peleamos por la libertad de expresión, por el pensamiento, por el federalismo, por la diversidad, la pluralidad. Son cosas demasiadas importantes como para dejarlo en manos de dos personajes pequeños como Lombardi y Pousá que son dos mediocres e inútiles”, disparó.

La masiva ola de despidos y el desguace de Télam tienen como único justificativo por parte del oficialismo que su planta de trabajadores era sobredimensionada, al respecto, Suárez replicó que la agencia “creció en desarrollo tecnológico, pasó la convergencia tecnológica y desde 2007 que pasó a competir con los grandes medios por tener un portal multiplataforma respetando los convenios colectivos de trabajo”.

Planteó, en ese sentido, que el desarrollo del sector audiovisual “quedó diezmado porque despidieron al 75% de trabajadores y el área ahora es inoperable” como así también el sector radial que cuenta con 3 estudios pero no hay quien los opere. En el sector de redes social, “trabajaban 6 y ahora quedó uno, lo cual, vuelve imposible que una sola persona lleve a cabo la tarea de una agencia de noticias”; en infografía “había 12 y ahora quedó 1”.

Y advirtió que Pousá en 2017 "invirtió 1 millón de dólares con el pretexto de que iba a convertir Télam en la BBC, compró equipamiento, hay islas de edición, drones y nuevas cámaras pero no hay quien los opere".

En esta nota