El Gobierno está preocupado por la ola de cantos que se están propagando en distintas canchas de fútbol contra el presidente Mauricio Macri. Según publicó Clarín, desde el oficialismo apuntan a un comportamiento "orquestado" y que se lleva a cabo "con la finalidad de generar un mal clima".

"Que lo puteen en el entretiempo de Independiente, cuando va ganando de local, no es natural ni espontáneo", confesaron fuentes del Gobierno al diario.

Embed

El entorno presidencial se refirió a la situación particular del primer mandatario: "Mauricio no le da bola a los arbitrajes, a si el referí cobró bien o mal, pero obviamente que le molesta cuando lo insultan en una cancha".

Para el Gobierno "que se corte la luz en un partido (Huracán-Estudiantes) en el que nada que ver y se putee al Presidente no es espontáneo". En ese sentido, apuntan a Moyano, el kirchnerismo y el peronismo bonarense.

En esta nota