El gobierno de EEUU prevé que paquete de gasto social podría reducirse

27 de septiembre, 2021 | 07.48

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, fijó para el jueves la votación de un proyecto de ley de infraestructuras por valor de un billón de dólares que apoyan los dos grandes partidos del país y expresó su confianza en que será aprobado.

El debate sobre la ley, que fue aprobada por el Senado con el apoyo de demócratas y republicanos el 10 de agosto y que ayudaría a financiar proyectos de construcción de carreteras, puentes, aeropuertos, escuelas y otros, comenzará el lunes.

Pelosi aún no ha fijado una fecha para llevar al pleno un proyecto de ley más amplio, de 3,5 billones de dólares, sobre el bienestar social y el clima —cuyo coste ha dividido a sus compañeros demócratas— y dijo que aún se está negociando.

Añadió que es "evidente" que este proyecto de ley de gastos podría reducirse en tamaño.

"Ahora estamos trabajando junto con el Senado y la Casa Blanca en los cambios de esta legislación histórica", añadió.

Ambas medidas son clave para la agenda económica del presidente demócrata Joe Biden.

"Mañana, 27 de septiembre, comenzaremos a debatir el Marco Bipartidista de Infraestructuras en la Cámara de Representantes y lo votaremos el jueves 30 de septiembre, día en que expira la autorización de transporte de superficie", dijo Pelosi en una carta a los demócratas que fue publicada por su oficina.

Anteriormente, el domingo, Pelosi dijo que no sometería a votación el proyecto de ley de infraestructuras hasta estar segura de que se aprobaría, pero expresó su confianza en sus posibilidades.

"Permítanme decir que vamos a aprobar el proyecto de ley esta semana", dijo al presentador de "This Week" (de ABC News), George Stephanopoulos.

Al ser preguntado en la Casa Blanca el domingo si Pelosi tenía los votos que necesitaba, Biden dijo: "Soy optimista sobre esta semana. Creo que va a llevar la mayor parte de la semana", dijo a los periodistas.

Semana intensa

Hasta ahora, los demócratas no han logrado un consenso sobre el calendario de los proyectos de ley.

Algunos parlamentarios progresistas insisten en que el proyecto de ley de infraestructuras de 1 billón de dólares se retrase hasta que esté listo el paquete más amplio. Los moderados quieren que el proyecto de ley de infraestructuras se promulgue independientemente de los avances en el paquete más amplio, que incluye disposiciones para ampliar la asistencia sanitaria a niños y ancianos y para invertir en medidas para reducir drásticamente las emisiones culpables del cambio climático.

Pelosi no se refirió específicamente a cómo se salvarían las divisiones dentro del Partido Demócrata, pero dijo que la cifra final del proyecto social sería inferior a los 3,5 billones de dólares.

"Esa fue la cifra que nos enviaron el Senado y el presidente. Obviamente, con la negociación, tiene que haber algunos cambios en eso, cuanto antes mejor, para que podamos construir nuestro consenso para seguir adelante", dijo.

La Comisión de Presupuestos de la Cámara de Representantes avanzó el sábado el proyecto de ley más grande, informando de la legislación con una recomendación favorable.

Pelosi hizo estas declaraciones en el inicio de una semana de grandes desafíos para ambos partidos en Washington. El Congreso se acerca rápidamente a la fecha límite del jueves para seguir financiando las agencias federales o enfrentarse al segundo cierre parcial de la administración en tres años.

"Tenemos que asegurarnos de mantener el gobierno abierto y lo haremos", dijo Pelosi.

A finales de octubre o principios de noviembre, el Tesoro estadounidense se quedará sin dinero para pagar sus obligaciones, lo que significa que el Gobierno se enfrenta al riesgo de un impago histórico si el Congreso no actúa.

El Senado celebrará una votación de procedimiento el lunes por la noche sobre una ley que ya ha sido aprobada por la Cámara de Representantes para financiar el Gobierno de Estados Unidos hasta el 3 de diciembre y suspender el límite de endeudamiento de la nación hasta finales de 2022.

Los republicanos dicen que se oponen al proyecto de ley porque incluye una suspensión del límite de endeudamiento, y aunque se oponen a permitir que el Gobierno de Estados Unidos entre en suspensión de pagos, quieren que los demócratas suspendan el límite de endeudamiento sin sus votos.

Pelosi acusó a los republicanos de ser irresponsables y dijo que el hecho de no ampliar el techo de la deuda podría tener un impacto más amplio en la economía estadounidense. "Esto es más que un gran problema", dijo.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►