Joe Biden garantizó que Estados Unidos enviará vacunas contra el COVID en junio

El Gobierno de Estados Unidos enviará 20 millones de dosis a países del mundo que estén peleando contra la pandemia. 

17 de mayo, 2021 | 15.24

En el marco de la escases mundial de vacunas contra el coronavirus, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, planea enviar 20 millones de dosis contra el COVID-19 a otros países a fines de junio, entre las cuales, se encuentran las vacunas autorizadas para uso doméstico, ya que la oferta está comenzando a superar la demanda.

Según adelantó el medio Bloomberg, el mandatario anunciará este lunes que exportará 20 millones de dosis de vacunas de Pfizer Inc. , Moderna Inc. o Johnson & Johnson , además de los 60 millones de dosis de AstraZeneca Plc que ya había planeado dar a otros países.

La información fue confirmada por fuentes cercanas a la administración de Biden, quienes indicaron que "las medidas son solo un primer paso mientras Estados Unidos centra su atención en sofocar la pandemia en el extranjero". Asimismo, el presidente estadounidense había prometido que "Estados Unidos pronto se convertiría en un arsenal de suministro mundial de vacunas".

Además, el mandatario anunciará que pondrá a Jeff Zients, quien se ha desempeñado como coordinador de respuesta al coronavirus de la Casa Blanca, a cargo de su esfuerzo para hacer retroceder la pandemia a nivel mundial. Zients trabajará con el Consejo de Seguridad Nacional y otras agencias para dirigir las dosis al extranjero.

En tanto, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, confirmó el anuncio e indicó que las dosis irían "para ayudar a los países que luchan contra la pandemia", sin especificar cuáles. Las 60 millones de dosis de AstraZeneca están sujetas a una revisión de seguridad antes de ser enviadas.

“Estamos esperando, por supuesto, que AstraZeneca, como saben, pase por el proceso de aprobación de la FDA, pero esto pondrá 80 millones de dosis en el mundo para fines de junio”, detalló Psaki.

El gobierno de Estados Unidos reclamó casi la totalidad de los primeros cientos de millones de dosis de vacunas producidas en su suelo. Ese enfoque le permitió a Biden avanzar en lo que ha sido uno de los esfuerzos de vacunación local más exitosos del mundo, pero cristalizó las desigualdades entre las naciones que pueden producir sus propias vacunas y las que no.

Las vacunas Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson están autorizadas para su uso en los EE. UU., pero la vacuna de AstraZeneca no. No estaba claro de inmediato qué países recibirían envíos estadounidenses.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►