Juez de Brasil reconoció que no era cierta su acusación de corrupción contra la esposa fallecida de Lula Da Silva

El hijo de Bolsonaro y la secretaria de Cultura habían afirmado que tenían 256 millones de reales cuando sólo tenía 26.000. 

08 de mayo, 2020 | 09.16

El juez del Tribunal de Familia y Sucesión de São Bernardo do Campo, Carlos Henrique André Lisboa, reconoció que cometió un error al valuar el patrimonio en inversiones de Marisa Leticia, la fallecida esposa del ex presidente de Brasil. Luiz Inácio Lula Da Silva. La información, ahora reconocida como falsa, sirvió para que el gobierno de Jair Bolsonaro ataque al ex jefe de Estado. 

El magistrado admitió que el valor de inversión del Certificado de Depósito Bancario de Marisa Leticia es de 26.000 reales, el equivalente a 6.500 dólares en aquel momento, cuando antes había afirmado que eran 256 millones de reales. 

La información falsa fue utilizada por Eduardo Bolsonaro -hijo del presidente y diputado nacional- y por la secretaria de Cultura, Regina Duarte, para atacar la imagen de Marisa Leticia y al expresidente Lula Da Silva. Pese a la publicación de la rectificación del magistrado, ni Bolsonaro, ni Duarte salieron a desmentir sus mensajes. 

Los familiares de la ex primera dama afirmaron que demandarán a Bolsonaro y Duarte por considerar que las manifestaciones públicas "empañaron públicamente el recuerdo de doña Marisa Letícia Lula da Silva" y son un "claro intento de subvertir esta imagen de la difunta".

La familia de Marisa Leticia pide una indemnización de R $ 131.408,70, una cantidad equivalente a cinco veces lo que la primera dama realmente tenía y 2.000 veces menos que la cantidad revelada falsamente por Duarte y Bolsonaro. 

La demanda también solicita que los acusados ​​sean condenados a publicar en sus redes sociales la sentencia condenatoria con la cantidad correcta de la inversión de Marisa Leticia. 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►