Corina De Bonis, la docente del CEC 801 de Moreno que fue secuestrada y torturada por hacer una olla popular para darle de comer a los chicos de la zona, habló después del terrible momento que debió vivir. "Estoy bien, lo mejor que uno puede llegar a estar", dijo esta tarde en rueda de prensa.

De Bonis, a quien los raptores le escribieron en su panza "ollas no"con un punzón, aseguró que el secuestro se extendió "por un trayecto corto pero el suficiente para asustar, y mucho" pero no dio más precisiones respecto al episodio. Al respecto, acotó que la denuncia quedó radicada en la Unidad Fiscal 5 de Moreno.

La maestra aclaró que "lo que hacemos, lo hacemos por los pibes. Que moleste una olla...". "No criticamos ni al gobierno actual ni al que se fue, y lo que hacemos lo hacemos por los pibes. Enemigos no tenemos o no lo sabemos, pero, efectivamente, a alguien le molesta" que se realicen ollas populares para darle de comer a los chicos.

Corina explicó que después "de la explosión de la escuela 49" las escuelas de Moreno están cerradas y "comenzamos a hacer una olla para los chicos. Y empezaron las amenazas". Pese a eso, "la olla no la dejamos. Le rayaron el auto a una compañera. Y no dejamos de hacer la olla. Y llegó la tercer amenaza, donde nos dijeron que la próxima olla iba a ser en el cementerio". Luego, la secuestraron y torturaron por continuar alimentando a los niños.

En esta nota