La ruptura de Cambiemos en Córdoba en marzo pasado resolvió las elecciones provinciales del próximo domingo 12 de mayo, donde el gobernador Juan Schiaretti resultará cómodamente reelecto, con amplia mayoría legislativa. Las dos dudas que aparecen en el escenario son, si el peronismo además conquista la Capital de la mano de Martín Llaryora –fue intendente de San Francisco- luego de 16 años; y si Mario Negri, candidato de Mauricio Macri queda segundo o tercero detrás de Ramón Mestre que se le plantó a la Casa Rosada y es candidato de la Unión Cívica Radical (UCR).

La trágica muerte de José de la Sotael pasado 15 de septiembre en un accidente vial cuando viajaba de Río Cuarto a Córdoba, dejó a Schiaretti como dueño absoluto del PJ de Córdoba. Con la mirada en el escenario nacional, el gobernador cordobés transformó la vieja alianza delasotista Unión por Córdoba en Hacemos por Córdoba, incorporando al Partido Socialista de su vecino santafesino, el gobernador Antonio Bonfatti; y al GEN de Margarita Stolbizer. También, bajo su paraguas absorvió al peronismo kirchnerista, que bajó su lista y mandó a votar al gobernador: “Es difícil para mí plantear votar a (Juan) Schiaretti y a (Manuel) Calvo, yo lo que digo es que entiendo que hay que votar al peronismo, que hay que votar a la fuerza opositora que más votos nuclea y que puede representar para el gobierno nacional una pérdida muy importante, un fracaso muy importante en una provincia que lo apoyó a Macri mayoritariamente. Entonces, en ese contexto creo que la opción a votar es el peronismo, yo no estoy llamando a los electores a votar por un candidato, pero es el análisis que yo hago y no es solamente el mío sino que va en una línea”, le dijo la diputada nacional y líder de La Cámpora Córdoba, Gabriela Estévez al diario La Voz del Interior.

Embed

Martín Fresneda, legislador K y ex secretario de DDHH de la Nación durante el gobierno de Cristina Kirchner, también llamó a votar por Schiaretti: “Voy a votar al peronismo. He pensado mucho después que no constituimos una opción por una definición estratégica de la conducción nacional. Sin duda, los que somos peronistas para mí tenemos que acompañar al peronismo”, le dijo al programa Otra vuelta de tuerca de Radio Universidad AM 580.

En la misma radio, Schiaretti también recibió el apoyo nacional de Aníbal Fernández, quién también había jugado fuerte en 2007 cuando el actual mandatario disputaba por primera vez la gobernación de Córdoba: “Yo sigo pensando que para un peronista no hay nada mejor que otro peronista y por eso deseo con el alma que gane el Gringo”, le dijo el dirigente bonaerense a Radio Universidad AM 580.

Embed

Cuando el kirchnerismo bajó la lista cordobesa como un gesto de la ex presidenta hacia el gobernador cordobés, desde el PJ salieron a negar un acuerdo con Cristina. Sin embargo, Aníbal Fernández ratificó su apoyo a Schiaretti: “Yo votaría a Schiaretti. En esta situación no tengo ninguna duda”.

Desde Río Cuarto, el gobernador Schiaretti le hizo un guiño al presidente Mauricio Macri y provincializó la elección: “Se equivocan los que creen que las elecciones del domingo significan algo en el orden nacional, eso es no entender cómo funcionamos los cordobeses. Cuando elegimos gobernador, los de afuera son de palo”.

Schiaretti tiene una alianza estratégica con Mauricio Macri y desde la llegada del conservador a la Casa Rosada, los diputados y el senador del PJ cordobés votaron todas las leyes de ajuste.

Embed

Sin embargo, Schiaretti está en la consideración de los tres principales presidenciables: el golpeado Macri mantiene excelente relación con el cordobés; Cristina ordenó bajar su lista para dar un mensaje de unidad y que la derrota en el principal bastión de Cambiemos sea contundente; y Roberto Lavagna lo quiere jugando con él, junto a los gobernadores peronistas.

Con las encuestas que lo ubican cerca del 50% en toda la provincia y hasta 45% en la Capital, el peronismo cerrará hoy al mediodía su campaña en Rayo Cortado, un pueblito del norte, ubicado a 190 kilómetros de la ciudad de Córdoba, en el departamento Río Seco: “Va a ser el cierre de campaña más federal de la historia. Rayo Cortado evidencia el cumplimiento de la palabra empeñada, ya que hoy disfruta del progreso que se vive en cualquier otro lugar de la provincia. En definitiva, es la síntesis de una Córdoba más justa, que crece desde el interior, con fuerte sentido federal y con las mismas posibilidades de desarrollo”, aseguró Schiaretti.

En La Plaza de la Música de la ciudad de Córdoba hizo el cierre capitalino Martín Llaryora y su candidato a vice, el delasotista Daniel Passerini.

Ramón Javier Mestre, el intendente cordobés que se le plantó a la Casa Rosada cerró la campaña con una recorrida por la Capital junto a Rodrigo de Loredo, su candidato a la Intendencia: “No les creo a las encuestas. Son los principales perdedores de los últimos tiempos. No le han acertado a una”, dijo.

En los últimos días, Mestre denunció que Schiaretti desfinanció a la Municipalidad de Córdoba en más de $ 500 millones por las tasas de agua y alumbrado: “El gobernador ha intentado hacernos arrodillar a los cordobeses. Él ha creído que haciéndome arrodillar a mí buscaba sacar de competencia a alguien que podía buscar una proyección política, pero en realidad al que les ha quitado los fondos y ha intentado desfinanciar en este caso no es a Ramón Mestre, sino a los habitantes de la Capital”.

Y criticó duro la gestión: “El peronismo gobierna Córdoba hace 20 años. El márketing y la publicidad de la obra pública buscan esconder graves problemas estructurales en materia de salud, educación y seguridad. Una vecina de Inriville, en el sudeste provincial, tuvo la dificultad de ir hasta el hospital regional de Marcos Juárez, consiguió una ambulancia para que la trasladara, fue a Bell Ville, y no había médico; fue a Villa María, y no había insumos; fue a Las Varillas, y cuando llegó al hospital regional de San Francisco lamentablemente falleció. Esa es una situación que pasa en todos los lugares de la provincia por la faltante de médicos, por la faltante de equipamiento, por la faltante de políticas concretas en materia de salud pública. Si hablamos de educación, reconozco que se construyeron 500 escuelas, pero no alcanza con 500 escuelas porque hay 2.000 escuelas que están en pésimo estado y funcionan por el esfuerzo de los intendentes que aportan para tratar de mantenerlas".

Mario Negri, el candidato de Córdoba Cambia que juega con el apoyo de Mauricio Macri en tanto, recibió en las últimas semanas los apoyos de Elisa Carrió –y su desafortunado raid que incluyó una frase celebrando la muerte de José de la Sota-; el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta; la gobernadora María Eugenia Vidal y el gobernador jujeño Gerardo Morales. Negri apuesta a no salir tercero detrás de Mestre, porque sellaría una catástrofe nacional; y pone todos los recursos en que un ex peronista como Luis Juez gane la Capital y traccione votos hacia el tramo de gobernador.

Ayer, durante la visita de Morales, Negri se emocionó y lloró: “Estoy acá por la amistad, el respeto; recién les decía a todos los medios por qué estoy acá acompañando a Mario y al desafío de todos ustedes: primero, porque con Mario tenemos una gran trayectoria”, dijo el jujeño y el candidato radical se emocionó.

Para la gobernación, competirán 12 candidatos, aunque en la Boleta Unica de Sufragio (BUS), aparecerá también Enrique Sella de PAIS, fallecido hace dos semanas.