• MACRI SE VA EN:

  • Radio en vivo

    RADIO EN VIVO

  • Video El Destape

    VIDEOS EL DESTAPE

  • El Destape

    ELDESTAPE

#AltaData | Fin a la persecución judicial contra kirchneristas

El documento que prueba la sociedad entre Lázaro Báez y Ángelo Calcaterra, el primo de Macri

18 de mayo, 2016 | 08.53
La investigación por la "Ruta del Dinero K" dio un giro impensado cuando el empresario Lázaro Báez, principal implicado en la investigación sobre lavado de dinero, mencionó al primo del presidente Macri, Ángelo Calcaterra, como uno de sus socios en un emprendimiento que ahora se encuentra bajo la lupa del juez Sebastián Casanello. Más datos surgen que demuestran ese vínculo, ahora incómodo para un Gobierno que pretendía levantar el dedo acusador de la transparencia.

Ante el juzgado de Casanello, los abogados de Báez, Daniel Rubinovich y Rafael Sal Lari, presentaron el memorando de entendimiento entre IECSA, la firma constructora propiedad de Calcaterra, Austral Construcciones y la compañía china Sinohydro, con el fin de presentarse en la licitación por la construcción de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic, en Santa Cruz.

El documento, revelado por el portal ARG Noticias, demuestra el vínculo que Báez declaró ante el juzgado. Allí, las compañías se unen en una "joint venture" compuesta en un 60% por la empresa china, y un 20% cada una para IECSA y Austral. Establece también términos de confidencialidad que deberán respetarse hasta dos años después de celebrado ese contrato, en 2012.


Además, el memorandum dejaba de tener vigencia si el Estado elegía otra Unión Transitoria de Empresas (UTE) para el proyecto, algo que finalmente ocurrió, ya que el ganador de la licitación fue Electroingeniería SA. A su vez, daba prioridad a los miembros de la sociedad para cualquier subcontratación de servicios que la UTE debiera realizar.

La sociedad Austral-IECSA quedó en la mira por una transferencia de 33 millones de dólares que recibió Austral vía Helvetic Services Group, compañía controlante de la financiera SGI, más conocida como "La Rosadita". Casanello sospecha que se trató de un blanqueo de dinero que estaba en el exterior, sin declarar. Ante el juez, Báez sostuvo que ese dinero era para capitalizar la sociedad con los chinos y Calcaterra, hoy en la mira judicial.

Lee el memorandum completo

¿Querés recibir notificaciones de alertas?