La industria china se frena por sexto mes consecutivo

28 de septiembre, 2021 | 07.42

Los beneficios de las empresas industriales chinas crecieron en agosto a un ritmo más débil que el año anterior, ralentizándose por sexto mes consecutivo, ya que los fabricantes sufrieron los altos precios de las materias primas, los brotes de COVID-19 y la escasez de algunos componentes clave.

Los beneficios aumentaron un 10,1% respecto al año anterior, hasta los 680.300 millones de yuanes (105.000 millones de dólares) el mes pasado, frente al aumento del 16,4% de julio, según mostraron el martes los datos de la oficina de estadística china.

El impulso de la segunda economía mundial se ha debilitado en los últimos meses, ante los problemas a los que se enfrenta su gigantesco sector de fabricación.

La producción industrial creció en agosto a su ritmo más lento desde julio de 2020, lastrada por los brotes internos de COVID-19, los altos precios de las materias primas, una campaña de Pekín para reducir las emisiones de carbono y una persistente escasez de piezas como los semiconductores.

Las medidas emprendidas este año contra la especulación inmobiliaria y el endeudamiento de los promotores para los proyectos también han mermado la demanda de bienes y servicios relacionados con la construcción.

"La recuperación sostenida y estable de los beneficios empresariales se enfrenta a más desafíos", dijo en un comunicado Zhu Hong, estadístico principal de la oficina de estadísticas.

"La epidemia sigue extendiéndose en algunas zonas, los precios generales de las materias primas a granel son altos, el coste de la logística internacional es elevado y la escasez de chips está haciendo subir los costes de las empresas".

En el periodo enero-agosto, los beneficios de las empresas industriales aumentaron un 49,5% interanual, hasta los 5,61 billones de yuanes, lo que supone una desaceleración respecto al aumento del 57,3% registrado en los siete primeros meses de 2021.

Con información de Reuters

LA FERIA DE EL DESTAPE ►