Más de la mitad de los japoneses cree que su nivel de vida empeoró por la inflación

11 de enero, 2023 | 13.25

Más de la mitad de los hogares de Japón cree que su nivel de vida empeoró respecto de un año atrás, señalando a la inflación como principal problemática, de acuerdo con una encuesta oficial del Banco de Japón (BoJ).

Según el sondeo, un 53% de los hogares manifestó que su nivel económico de vida empeoró respecto de hace 12 meses atrás, mientras que sólo un 3,7% señaló que la situación mejoró y un 42,4% indicó que es difícil de juzgar el cambio.

El 53% registrado es el mayor porcentaje en los últimos 13 años en la encuesta trimestral del BoJ, difundida por la agencia Bloomberg.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

La inflación de la tercera economía mundial marcó un máximo inédito desde 1981 en noviembre pasado –el último dato publicado-, tras registrar una suba interanual de 3,7% interanual.

El BoJ se encolumna desde hace más de una década detrás de una política monetaria acomodaticia con la idea de que la alta inflación impulsaría un aumento de los salarios y, por ende, del consumo, en una economía estancada desde los '90.

Sin embargo, los salarios siguen corriendo por detrás y llevan siete meses de retroceso frente a la inflación.

Esto se refleja en la encuesta, cuyos resultados sugieran que, de la mano de la suba de los precios y la falta de incrementos salariales, los consumidores reducirán sus compras previstas.

Al ser consultados por los factores que influirán sobre sus gastos en el próximo año, un récord de 68,3% de hogares indicó que la inflación será uno de los datos a considerar.

En cuanto a sus expectativas, los encuestados prevén una inflación del 10% para los próximos 12 meses, y del 5% a largo plazo, récords en ambos casos.

Si bien el banco central japonés prevé una desaceleración de los precios a lo largo de este año, los últimos datos no son alentadores.

Según datos gubernamentales publicados esta semana, la inflación de Tokio fue mayor de la esperada y llegó al 4%, la primera vez que llega a esa cifra desde 1982.

El mercado ahora espera una respuesta de la entidad monetaria para calmar a los precios.

En diciembre, el BoJ abrió de forma sorpresiva la posibilidad a que el rendimiento de los bonos públicos a 10 años suba hasta 0,50% en lugar del tope de 0,25% que había mantenido anteriormente, lo cual los especialistas lo entendieron como un paso previo a un aumento de las tasas de interés.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►