El palo de Chiquito Romero para la dirigencia de Racing: "Si me hubiese llamado"

En la presentación, el arquero disparó contra la dirigencia de Racing que se quejaba por no haber aceptado una supuesta propuesta. 

08 de agosto, 2022 | 20.50

El ex arquero de la Selección Argentina, del Manchester United y del Venezia, entre otros, fue presentado en Boca Juniors. Sergio Romero aseguró, en medio de la conferencia de prensa, que está "para atajar el domingo" y añadió: "Hoy me debo a Boca, el equipo más importante de la Argentina". 

En la presentación, Romero aseguró que, si bien entrenó en los predios de Racing y en el club, no llegó a ser jugador de esa institución porque no hubo ofertas. "Si Racing me hubiese llamado, hubiera aceptado”, añadió y agregó: "El llamado de Raicing nunca llegó, no sé a quién habrán llamado".  Por  otro lado, el presidente de Racing, Víctor Blanco añadió en Radio La Red: "Racing hizo todo para que vuelva Romero pero él se decidió por Boca. Le abrimos las puertas para que se entrena, le pusimos su nombre a una cancha. Me duele verlo con la de Boca, Racing es un club muy grande". 

Romero, de 35 años, jugó la última temporada en el Venezia (14 partidos y 26 goles recibidos en el equipo que descendió de la Serie A en la última temporada) y en marzo pasado fue operado en Barcelona por una lesión en la rodilla derecha.  Desde entonces, "Chiquito" se dedicó a ponerse a punto físicamente y tendría dos ofertas de clubes del ascenso en Europa, uno de Italia y otro de Inglaterra.

A diferencia de la situación de Edinson Cavani, la dirigencia de Boca requirió los servicios del exguardavalla del seleccionado nacional por la situación de Agustín Rossi, quien no arregló la renovación de su contrato y podrá quedar libre el 30 de junio de 2023.  A eso se agrega que el segundo arquero, Javier García, de 35 años, concluirá su vínculo el 31 de diciembre próximo, y se verá si continúa por una temporada más.

Boca: Óscar Romero le regaló la campera a un hincha

Una vez culminado el encuentro del "Xeneize" ante "El Calamar", el atacante brindó las habituales entrevistas con los medios presentes en el campo de juego por haber sido elegido como el mejor jugador del cotejo. Una vez cumplido esos testimonios, el número 10 se retiró rumbo al túnel que conduce al vestuario local de "La Bombonera".

No obstante, antes de entrar en las escaleras, el mellizo se detuvo durante algunos segundos para cumplir con un gran gesto: ante la atenta mirada de los efectivos de la seguridad, se sacó la campera azul y se la regaló a un seguidor que estaba detrás del alambrado. Ya en remera, caminó hasta el vestidor "azul y oro" en el estadio Alberto J. Armando.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►