La fábrica de pelotas Priball anunció el cierre de su planta en la localidad bonaerense de Bell Ville y 50 personas trabajadores en la calle. El dueño de la firma Mariano Privitera explicó que no pueden seguir trabajando por la caída de la demanda, el aumento de los costos como los servicios y la apertura de importaciones.

"Debemos cerrar la empresa y liquidar el stock de 15 mil pelotas que tenemos sin vender”, aseguró Mariano Privitera, dueño de Priball, quien explicó que el gobierno le dio el tiro de gracia a la empresa al sacar la promoción de la venta de pelotas de YPF que son importadas desde China y que antes eran fabricadas en Bell Ville por la empresa Dalemas.

Embed

"Nos rendimos y bajamos los brazos, sabiendo que fuimos ninguneados, pero con el gusto de saber también que el mismo presidente Mauricio Macri tiene una de nuestras pelotas de adorno en su oficina. Lamentablemente contemplarla no le ha servido para nada", afirma el mensaje de despedida de la empresa.

Bell Ville es la capital nacional de pelotas de fútbol por la fábrica Priball y DaleMás, que está ahora al borde del cierre. Por la terminación de la producción en la firma Priball, 50 personas que cosían pelotas quedarán sin trabajo.

“Esa promoción nos devastó. Hace tiempo que lidiamos con la competencia desleal de pelotas importadas de contrabando, por ejemplo. Y también con gigantes como Adidas. Siempre pudimos vender nuestros productos, que son de mejor calidad en muchos casos porque su fabricación es manual”, explicó el empresario Privitera.

Embed

La petrolera YPF reconoció que para la actual edición de "Verano perfecto" (la primera fue en 2017) adquirió 580 mil unidades en el exterior a través de una licitación a la que se convocó a productores nacionales sin éxito.

De acuerdo a una nota del diario La Voz, la petrolera estatal sostuvo que las empresas locales no cumplían con los estándares: "En anteriores ediciones, dado el interés de YPF de abrir el proceso para que puedan participar productores locales, se hizo una licitación exclusiva de producción nacional en dónde se recibieron sólo cuatro ofertas que no pudieron cumplir con los estándares de calidad, precio y rapidez en la producción".