"Gracias" a Cristina: el emotivo logro que consiguió Leo Sbaraglia

Invitado a Los Mammones, Leonardo Sbaraglia recordó el emotivo episodio de su vida y agradeció la existencia del Plan FinEs..

20 de octubre, 2021 | 16.30

Invitado a Los Mammones (América TV) el mundialmente reconocido Leonardo Sbaraglia repasó su trayectoria y contó algunas intimidades de su infancia y primeros pasos en el ambiente artístico. También, rememoró el día que pudo terminar el secundario a los 43 años, gracias al Plan FinEs, impulsado en el 2008 durante la primera presidencia de Cristina Kirchner.

Sbaraglia -quien actualmente protagoniza el drama LGBTIQ+ Errante Corazón y próximamente será Guillermo Coppola en la serie sobre Diego Maradona, Sueño bendito- habló de su mala experiencia secundaria con la materia Química: "Me llevé Química durante un infinito de años. Creo que a la profesora le molestaba que hiciera televisión. Me tomaba como un nenito canchero cuando nada que ver, siempre fui tímido. Ella me tomó de punto".

Y agregó: "Me llevé Química y Física, que pude darla mientras estaba haciendo Clave de sol. A Química nunca más me presenté porque estaba trabajando". Para cerrar su historia con la docente y la materia, Leo reconoció que pudo graduarse gracias al Plan FinEs, impulsado en 2008 durante la primera presidencia de Cristina Kirchner. "Terminé el secundario a los 43 años gracias al Plan FinEs, que es un planazo gracias al que un montón de personas pudieron recibirse de grandes", cerró el actor.

Los Mammones: Leonardo Sbaraglia y Jey Mammón se besaron en vivo

Antes de empezar a cantar, el actor insistió en lo bien que la estaba pasando y se mostró muy agradecido con el conductor: “¿Vos sabes lo que es para mí venir a un programa en vivo y ponerse a cantar? Actuar ya es difícil, cantar imagínate”.

A Jey le costó creer que con tantos premios y tanta trayectoria Sbaraglia pudiera ponerse nervioso, pero el invitado necesitó unos segundos para prepararse. El actor cantó Nada y Los Mareados, y al finalizar le tocó la mano al conductor en señal de agradecimiento. Entre ambos hubo un intercambio de miradas cómplices, que lo llevó a Jey a levantarse del piano y acercarse al actor: “No tengo la culpa”, acotó con simpatía el invitado.

Luego de aclarar que estaban hisopados, Sbaraglia le propuso darse un piquito, y se sintió honrado al saber que se trataba del primer beso en el programa. Con algo de nervios, Jey gritó “¡La p… que vale la pena estar vivo!”, en referencia a la película Caballos Salvajes. El actor le agarró la cara a Jey, y luego de darle varios picos, le dio un beso más largo que generó las risas y aplausos de todos en el estudio.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►