Descubren cómo ingresar de "forma segura" en un agujero negro

Un dúo de físicos del Grinnell College estudiaron cómo podría sobrevivir un humano en el caso de caer en un agujero negro.

03 de febrero, 2021 | 19.58

Uno de los mayores misterios del universo son los agujeros negros. A pesar de ser uno de los objetos que más abundan, los científicos estudian hace años estos fenómenos y aún queda mucha información por recabar. Lo que sí se sabe es que si un humano quisiese entrar en uno tendría una muerte muy, muy lenta, con un desmembramiento infinito. Pero una pareja de físicos del Grinnell College decidieron estudiar cómo podría una persona ingresar a un agujero negro y sobrevivir.

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

Para que esto sea posible, los físicos Leo Rodríguez y Shanshan Rodríguez aclararon que el agujero negro debe ser súper masivo y estar aislado. También detallaron que en caso de lograrlo la persona no podría volver a salir ni comunicarse con nadie del mismo lado del universo

Hay muchos tipos de agujeros negros, que pueden variar tanto en tamaño como en carga eléctrica. Sin embargo, los expertos indicaron que solo dos tipos son relevantes para este análisis. “El primero no gira, es eléctricamente neutro, es decir, no tiene carga positiva ni negativa, y tiene la masa de nuestro Sol. El segundo tipo es un agujero negro súper masivo, con una masa de millones e incluso miles de millones de veces mayor que la de nuestro Sol”, detallaron los científicos.

Otra diferencia entre estos tipos de agujeros negros es la distancia radial, que se mide entre el centro y el "horizonte de sucesos". Este horizonte es el punto sin retorno de un agujero negro. Es decir que todo lo que pase por ese punto es tragado y desaparece para siempre del universo que conocemos. En ese punto la gravedad es tan fuerte que ninguna fuerza mecánica puede vencerla, ni siquiera la luz, que es lo que más rápido se mueve en el universo puede contrarrestarla. De ahí el concepto de "agujero negro".

Para que una persona sobreviva debe caer en un agujero super masivo, como el que hay en el centro de la Vía Láctea cuyo horizonte de sucesos tiene un radio de 7,3 millones de millas. Al estar más lejos el horizonte de sucesos de la fuente central la diferencia de atracción gravitacional entre la cabeza y los pies sería casi cero, por lo que la persona no se estiraría. “La persona atravesaría el horizonte de eventos sin ser afectada, no se estiraría hasta convertirse en un fideo largo y delgado, sobreviviría y flotaría sin dolor más allá del horizonte del agujero negro", aseguraron los expertos.

El agujero negro también de estar aislado, ya que a su alrededor suele haber discos de acreción, que son muy calientes y están compuestos por gas, polvo y otros objetos como estrellas y planetas que se acercaron al horizonte de sucesos y cayeron en al agujero negro. 

Sin embargo, el problema de esta particular experiencia es que nada puede escapar de la atracción gravitacional más allá del horizonte de sucesos, por lo que la persona no podría compartir los hallazgos que realizara. Esta información sería exclusiva del que, en teoría, sobreviviría a tamaña aventura.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►