Fútbol Femenino: jugadoras de Rosario Central denuncian discriminación de género y homofobia al INADI

Maira Sánchez acusó a la DT, Roxana Vallejos, de echarla del plantel por haber besado a una compañera. Un nuevo caso de violencia y homofobia en el Fútbol Femenino.

31 de diciembre, 2021 | 16.21

El fútbol femenino volvió a ser noticia y no por las razones esperadas en relación a su difusión o el acondicionamiento de una disciplina que no es profesional cuando se trata de equidad de género. En esta ocasión dos jugadoras de Rosario Central denunciaron ser apartadas del plantel de Primera División y acusaron a la institución, a través de redes sociales, de ejercer violencia, maltrato y discriminación de género y hacia la diversidad sexual. En total, 15 profesionales se despidieron del equipo santafesino.

Las futbolistas que alzaron la voz, entre otras, son la defensora Maira Sánchez y la arquera Micaela Bianchi que informaron, por medio de Instagram, que dejaban el club de Rosario por "motivos extrafutbolísticos". La primera de ellas denunció a la directora técnica del equipo, Roxana Vallejos, quien fue la encargada de dar la noticia. "El 9 de noviembre me llamaron a uno de los vestuarios y a solas me comunica nuestra DT que me echaba del plantel 'profesional' por haberme, supuestamente, besado dentro del club con una compañera", escribió.

La publicación completa:

Con indignación y posiblemente mucho dolor por dejar el club del cual es hincha por esa razón, agregó: "¿A dónde está la Secretaría de Género? ¿A dónde están las personas que defienden nuestros derechos? ¿Por qué no se me valora como deportista? ¿Acaso mi vida personal tiene más peso que mi rendimiento deportivo?". Y sumó: "Espero que de ahora en adelante no se encierren en un cuartito después de los entrenamientos para ser profesionales, para poder tener contrato, para sentirse importante, para poder gozar de beneficios y privilegios, porque ese no es el fútbol femenino que queremos y menos en Central".

Más allá del agradecimiento para las personas que la apoyaron y de la despedida a la institución, Maira Sánchez sentenció: "Ojalá puedan aprender los verdaderos valores que este deporte tan lindo tiene y que además sea un espacio en donde no confundan las cosas personales con la disciplina". Por otro lado, la arquera Bianchi también decidió comunicar su alejamiento del "Canalla" y afirmó que su separación tampoco tiene que ver con el rendimiento deportivo en el campo de juego.

En la publicación que dejó en sus redes sociales, la segunda jugadora mostró todo su dolor por dejar el club "que me llenó de amigas, alegrías y momentos hermosos". Allí confirmó que su salida es, al igual que el caso de Sánchez, extrafutbolística y aseguró: "Es por defender mis ideales y los de mis compañeras". Apuntó contra el cuerpo técnico por no valorarlas y contra los dirigentes por no escuchar el reclamo y la angustia que generó la situación denunciada.

Para cerrar, dejó un mensaje a la institución pensando en el futuro: "Deseo de corazón que la situación Rosario Central se revierta para las pibas que vienen, puedan hablar y expresarse sin ningun tipo de miedo". Y cerró: "Hoy por hoy elijo estar en un lugar donde sea libre de expresar mi postura, donde no le tenga miedo a las replesalias y las bajadas de linea, donde me sienta respetada y valorada y sobre todo donde no haya que ser tibia para pertenecer". La delantera Selena Chamorra también realizó una publicación informando que dejaba el club por la misma razón que la arquera.

Denuncia al INADI contra Central y la DT Vallejos

Tras apartar a varias futbolistas por las mencionadas "razones extrafutbolísicas", jugadoras y exjugadoras se expresaron públicamente y lanzaron un comunicado donde dieron a conocer la denuncia colectiva realizada ante el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI). No solo contra la institución sino también para la entrenadora Roxana Vallejos.

"La INADI Santa Fe manifiesta su preocupación ante una serie de hechos de hostigamiento y discriminación, que fueran denunciados en nuestro Organismo por las jugadoras de fútbol de primera división femenina del Club Atlético Rosario Central", escribió el instituto en redes sociales. Además informan que los hechos sucedieron durante el último año y se solicitó la intervención de las áreas de géneros del club. "Según el relato de las jugadoras, ninguna de esas intervenciones tuvo algún efecto positivo", sostienen.

INADI remarca que "la labor de las deportistas argentinas generalmente encuentra obstáculos puestos por dirigentes varones que en muchos casos no se muestran permeables a los avances de la igualdad de género" y los acusa de seguir "viendo el deporte como un ámbito exclusivamente masculino". Para cerrar, expresan su preocupación y repudio mientras que solicitan que "se arbitren los medios institucionales dentro y fuera de Rosario Central para llevar acciones pertinentes" ya que el deporte es "un vehículo para la inclusión, la integración y el encuentro entre diversidades".

La denuncia completa:

Queremos hacer pública la denuncia colectiva realizada ante el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) contra el Club Rosario Central y su cuerpo técnico, conducido por Roxana Vallejos.

Las jugadoras y exjugadoras de la Primera División de fútbol femenino nos organizamos para visibilizar una serie de hechos de hostigamiento que padecimos durante el último año. En reiteradas oportunidades, hemos sufrido maltratos, amenazas, discriminaciones de género y hacia la diversidad sexual, actos que atentaron contra nuestra salud física y mental. También, vulneraron nuestros derechos como trabajadoras y a muchas nos dejaron fuera del club o sin actividades.

Estas situaciones de violencia fueron denunciadas al vicepresidente de Rosario Central, Ricardo Carloni, a la representante del fútbol femenino, Carla Facchiano, y a la Secretaría de Género pero nadie nos dio respuesta. Es por eso que, agotando todas las instancias administrativas del club, recurrimos al INADI para llevar adelante las acciones pertinentes y resguardar nuestra integridad física, mental y laboral.

El comunicado de Rosario Central tras el escándalo

Luego de la contundente denuncia, el club Rosario Central se expresó y desmintió todo lo ocurrido, declarándole la guerra a las jugadoras violentadas dentro de sus instalaciones. Fue horas después de conocerse la fuerte acusación, a través de un comunicado en sus redes sociales, donde aclararon que "las decisiones se basaron pura y exclusivamente en carácter deportivo" aclarando que el CT y los dirigentes buscan "lo mejor para la institución" de cara al 2022.

Al mismo tiempo, remarcan: "No se tolerará la mentira ni las difamaciones sobre trabajadores y directivos/as que hacen a nuestro Club". Y sostienen: "El Club Atlético Rosario Central ha sido pionero en materia de género a través de su secretaría quien lleva años trabajando diariamente por una institución cada día mas igualitaria y jamás toleraría una situación de tales características en el vestuario de ninguno de sus planteles". Por esa razón, suman que agotarán instancias para aclarar la situación.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►