Un grupo de alrededor de 20 policías de la Ciudad permanece desde ayer a la tarde en las puertas del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño para reclamar que se los traspase a la Policía Federal, a la cual pertenecían previamente.

Según indicaron fuentes del ministerio a El Destape, no hay una “toma” o “acuartelamiento” de efectivos armados, tal como se difundió en redes sociales, sino que se trata de un grupo de policías en servicio que se turnan para manifestarse cuando tienen franco en las puertas del edificio de la avenida Regimiento de Patricios al 1142. Sin embargo, uno de los oficiales calificó de "toma" a la protesta que realizan en las oficinas.

Mientras tanto, del lado de adentro sí hay un grupo de miembros de la fuerza que permanecen en fila con sus armas, pero son quienes están encargados de custodiar el lugar ante eventuales disturbios.

protesta policias ministerio de seguridad de la ciudad3.jpg

“Son 20 personas que reclaman el pase a Policía Federal de un listado de 200. Dentro de estos 200 se revisaron 100 legajos, pero la Policía Federal no admite a estos 20, quienes vinieron al ministerio a reclamar”, justificaron desde la cartera de Seguridad a este medio.

“Nos quedamos acá hasta que alguien nos escuche en nuestro reclamo. Queremos volver a nuestra fuerza de origen ya que agotamos la vía administrativa y la judicial. Esto está sucediendo desde hace más de un año y medio”, explicó Ricardo Braunstein, uno de los efectivos que participa de la protesta, a La Mañana con Víctor Hugo por AM 750.

protesta policias ministerio de seguridad de la ciudad2.jpg

Además, contó que en una ocasión “casi hubo un enfrentamiento armado donde el jefe de Gobierno”, Horacio Rodríguez Larreta, “tuvo que retirarse por la parte de atrás de la Casa de Gobierno”.

Según el policía, haber sido traspasado de la Federal a la Ciudad lo “afecta económicamente y psicológicamente” ya que “hace dos años” no ve a su familia y “la modalidad de trabajo es como una empresa”.

“Estamos trabajando más horas por la misma plata, no nos aumentaron el sueldo sino la cantidad de horas. Antes no era así, yo en Policía Federal cobraba casi el doble que acá y podía viajar a ver a mi familia”, lamentó.

Por otra parte, confesó: “Jamás en mi vida me imaginé hacer una toma, me duele en el alma usar estos métodos y que el personal de la Ciudad nos digan que somos piqueteros. Estamos reclamando algo que ellos se comprometieron y no cumplieron”.

LEÉ MÁS: LA ADVERTENCIA DE LORENZETTI AL GOBIERNO POR EL USO DE TROLLS PARA HACER CAMPAÑA SUCIA